Persuasión e hipnosis conversacional

Publicado en Jul 5 2011 - 4:28am por Álvaro Bonilla

Desde hace unos cuantos días vengo trabajando con los seguidores de Facebook un tema que es el punto de referencia hoy día en el campo de la influencia personal y tiene que ver con la persuasión en la conversación. Hoy día se ha investigado bastante sobre el tema desde enfoques diversos, mis preferidos y los que considero pertinentes trabajar, por su relación con la seducción, son la Programación Neurolingüística y los hallazgos de lo que se ha denominado la hipnosis conversacional.

¿Por qué resulta importante hablar de persuadir? Porque es la forma en que a diario convencemos a otr@s de que hagan precisamente lo que nosotros queremos que hagan. La seducción es el arte del encantamiento, de la atracción de las mujeres, y como ha sido evidenciado científicamente las mujeres resultan ser mucho más auditivas y sensibles a las palabras que nosotros los hombres. Robert Greene, en una obra a la que ya dediqué una serie completa llamada “El arte de la seducción”, muestra cómo la seducción desde el punto de vista masculino recae en dominar y tener maestría en el arte de la conversación, en el mundo de las palabras. Justamente esto es lo que hace que la seducción no solamente sea para atraer mujeres sino masas enteras como hacen la publicidad y los políticos.

En Facebook estamos trabajando en 50 patrones de conversación diarios, y que acá en el blog empezaremos a trabajar a partir del 10 de julio, y es preciso que para manejar el arte de la persuasión en la conversación tengamos en claro algunos principios:

1)Los patrones de persuasión no son rutinas enlatadas. La gran diferencia recae en que los patrones de persuasión tienen un amplio campo para la creatividad. Funcionan porque no te dan todo hecho, sino que buscan que tu completes las frases y que las adaptes a tu interlocutor o al objetivo de persuasión que tengas: puede ser vender, una entrevista de trabajo, una campaña publicitaria o salir con una mujer. Las rutinas enlatadas se aplican por igual a cualquiera y no implica de tu parte más que un trabajo de memorización. En los patrones de persuasión se despierta la curiosidad por aprender más sobre la mente y la emociones humanas.

2)En la persuasión conocerás una serie de principios de cómo funciona la mente humana, y cómo es posible sobrepasar algunos bloqueos que impiden que alguien tome una decisión. Y también permite conocer cómo es posible influir directamente sobre quienes toman las decisiones en la arquitectura de la mente humana: las emociones y el inconsciente.

3)En la persuasión uno aprende a que cada palabra, cada inflexión de voz, cada pregunta encierran una intensión de obtener un resultado, es decir, nuestra comunicación se vuelve mucho más efectiva. Logras lo que deseas sin rodeos.

El concepto que trabajaremos está enfocado en lo que se denomina “hipnosis conversacional“, que se fundamenta en usar patrones de hipnosis, desarrollados por grandes hipnotizadores como como Milton Erickson, Richard Bandler e Igor Ledochowski pero aplicados a una conversación común y corriente, como la que puedes tener con una mujer que acabas de conocer o con un cliente. Este proceso de hipnosis conversacional tiene una serie de pasos que es lo que hace que el proceso persuasivo sea exitoso. Son los siguientes:

1)Fase 1: absorber la atención: uno de los grandes fracasos que tenemos al hablar con una mujer es que ella realmente no esta poniendo atención: está distraída con una amiga, esta concentrada en el blackberry, están con música demasiado ruidosa, lo que sea, en este sentido es necesario para el proceso de seducción una absoluta atención y concentración en ti. La atracción posibilita la atención pero no necesariamente la garantiza, por ello es necesario, a través de la palabra, jalonar el proceso de atención,
2)Sobrepasar el factor crítico: este paso es fundamental, puesto que es aquel donde diriges tu conversación a las emociones y al inconsciente, sobrepasando el factor razonable o crítico (por ejemplo la barrera anti mujer de la cual tanto se ha hablado) responsable de decir cosas como “no me creo eso”, “eso no funciona”, “eso no puede ser”, “esto no funcionará” y cosas así.
3)Activar una respuesta inconsciente: Es decir, activar una respuesta emocional. Cuando ves una respuesta emocional has activado una respuesta inconsciente, y cuando lo has hecho empiezas a tener control de la situación. Un ejemplo de emoción es justamente la atracción, el enamoramiento, el deseo, el impulso de compra, la conexión, etc. Tú debes decidir qué desenlace deseas y trabajar en la conversación para lograrlo.
4)Guiar al inconsciente hacia el resultado que esperas: ¿Qué deseas? ¿Salir con alguien? ¿Darle un beso a esa mujer te gusta? ¿Tener sexo? ¿Vender un producto? Pues bien, la conversación debe llevar a ese punto, crear el clima para que ello ocurra, propiciarlo e impulsarlo.

En el próximo post daré algunos principios para lograr esos cuatro pasos, sobretodo el absorber la atención y sobrepasar el factor crítico para tocar directamente las emociones.

Por ahora te invito a nuestro grupo de Facebook para que te pongas al día en los patrones que hemos estudiado y que luego estarán acá.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!