6 conceptos clave para arriesgarse en Relaciones Oscuras

Publicado en Jun 13 2016 - 11:03pm por Álvaro Bonilla
 relaciones-oscuras-seduccion
Muchas personas me piden constantemente que les asesore en relaciones no convencionales, usualmente con mujeres difíciles y fuerte temperamento o relaciones con mujeres con pareja. No es mi tópico favorito pues pienso que quitarle las mujeres a otros hombres es una fácil forma de actuar poco ética, además que frecuentemente la inversión de recursos no se justifica con el retorno de esa inversión, cosa que ya expuse en este post, y también porque ese tipo de relaciones tienen una tendencia particular a volverse tóxicas y a pagarse con desconfianza.
Sin embargo, soy consciente que muchas de estas relaciones tienen un ingrediente de peligro y de adrenalina que resulta irresistible y que también son situaciones que alguna vez en la vida es necesario vivir.
Por eso he pensado en hacer este post. En él te daré algunas indicaciones para establecer una relación en tus propios términos, aún cuando la misma relación no esté presupuestada para ser durable en el tiempo (que no es lo mismo que una relación inolvidable y de eso si que están llenas estas situaciones, pues son relaciones que aunque duren poco no se olvidan).
Le he puesto el nombre de “relaciones oscuras”, porque quiero dejar claro que aunque no te lleven necesariamente al bienestar emocional o a la felicidad, si te darán una importante carga de acción. Y también les  he dado ese nombre para dejar en claro que es posible encontrar su contraparte o “relaciones luminosas”. Si te vas a meter en la oscuridad mejor que sepas herramientas para que puedas plantear un juego que no te lleve a la hecatombe personal y que sea algo totalmente destructivo para ti, de esas cosas que luego generan arrepentimientos y consecuencias desagradables.
Dicho eso es importante advertir que el hecho de invertir tiempo, recursos financieros y emocionales en las “relaciones oscuras” va por tu propio riesgo, y que generalmente no tienen un buen desenlace, como ya expliqué aquí
Primer concepto clave: Las relaciones oscuras no están aconsejadas para personas sensibles, idealistas o trascendentales. De hecho, deberían prohibirse para personas con estos estilos de personalidad, puesto que lo único que obtendrán de ellas será sufrimiento, y les será extremadamente difícil asumir la importancia del Tercer Concepto Clave.
Segundo concepto clave: En las relaciones oscuras es muy importante asumir un considerable riesgo, por lo cual deberás apostar fuertemente, es decir, no deberás ser conservador, sino casi suicida para obtener un resultado. Esto implica el mayor riesgo: asumir que es del TODO o NADA, y buscar la relación como si fuera algo trascendental o definitorio en tu vida. 
Tercer concepto clave: NECESITAStener la dominancia de la relación. No puedes ser pasivo y debes tener la capacidad de “oler el marco mental y emocional de la mujer”
Y aquí va un concepto realmente TRASCENDENTALen lo que hace un seductor con experiencia: el seductor sabe leer a qué juega la mujer y es capaz de invertir el orden de las cosas.
Seguro necesitas un ejemplo para ver esto funcionando.
Ok. 

Acá va. 

Alguna vez conocí a una mujer que me atrajo muchísimo físicamente, empecé a salir con ella y la cosa en el plano físico empezó a ir de maravilla. Con el pasar de los días empecé a descubrir que esta mujer tenía novio, y aunque era una relación tóxica, ella aún no lo había dejado y simultáneamente seguía saliendo conmigo. ¿Cómo lo descubrí? Porque ella estaba muy interesada en que la relación fuera clandestina o secreta y porque conté con la ayuda de amigos en común que me informaron la situación. Así que pude hacerme a un mapa muy interesante de la situación ¿Qué descubrí?
·      Que ella no tenía intención de terminar con su novio
·      Que ella pensaba ocultarme información
·      Que podría vivir potencialmente engañado
·      Que podría vivir una situación dolorosa si me dejaba llevar por el drama
¿Qué decidí? Las características de la situación me informaron que aunque me gustara mucho esta mujer no tenía material de “relación luminosa”, por lo cual debería relajarme, ser muy pragmático, evitar armar dramas y disfrutar de lo que pudiera. Decidí voluntariamente aceptar esas condiciones, aunque con un gran cambio.
Toda relación, incluso luminosa, se vive mejor cuando tu pones las reglas y eres la persona dominante. Así que decidí acaparar el “monopolio del secreto”, es decir, ella no me iba a esconder, sino que YO la iba a esconder. De tal manera que era yo quien empezó a poner las condiciones de los encuentros y quien empezó a limitar la exposición pública como si fuera yo quien tuviera algo que esconder. En un principio esto iba de la mano con lo que ella deseaba, PERO, como suele suceder cuando eres el pasivo en una relación empezó a generar incomodidad que evidentemente funcionaba a mi favor.
Lo que hice fue neutralizar su monopolio y su dominancia de tal manera que yo impuse las mismas condiciones que ella tenía. Además que empecé a manejar con sigilo mi vida personal, tal y como si efectivamente ocultara algo. De tal manera que ella fue la que empezó a sentirse inquieta por mi vida personal y por la posibilidad de que existiera otra persona en mi vida.
Hasta que llegó el día en que me pidió explicaciones y eso era justo lo que yo necesitaba para saber que el balón estaba en mi cancha. Personalmente yo tenía algo muy claro: necesitaba evitar el drama. Por lo cual le dije “mira, yo no te he preguntado si tienes o no alguien más y por lo tanto no te responderé a eso. En esta relación lo que quiero es esto y esto y esto, y aún para mí esto no reviste el grado de compromiso como para, siquiera, plantear ese tema”. Evidentemente no es la respuesta que quieres escuchar, y a ella esa respuesta le molestó mucho. Y para ello entramos en el siguiente concepto.
Cuarto concepto clave: Tener el marco de “o lo tomas o lo dejas”. Una relación oscura no puede ser manejada con dependencia o con necesidad. Si lo manejas así la relación oscura te escupirá y saldrás herido y peor aún, amputado (suena gráfico, pero es para que ni te atrevas con un marco suave). El marco dominante básicamente comunica “mis condiciones son estas y si no te gustan pues ha sido un placer”. Y eso se comunica tanto verbal como no verbalmente, mientras muestras algo así tu cuerpo debe mantenerse distante y tu expresión fría (algo así como póker face) y tus palabras como si estuvieras despidiendo a un empleado. La frialdad en una relación emocional desconcierta, hasta cierto punto es amenazante y comunica que no estás jugando, y que es real eso de tómalo o déjalo.
Si la relación tiene pegamento muy seguramente seguirá avanzado no obstante ese punto, con lo cual marcarás una posición clara, aumentarás el control sobre el devenir de la relación y seguirás poniendo tus condiciones.
Te pondré una metáfora. La relación oscura es como ir a la guerra, y allí usas estrategias y armas muy diferentes a una relación luminosa, que se basa en la confianza, en la transparencia y la empatía. Si tu eres demasiado suave te verás esclavo de la otra persona en una relación oscura. Así de simple. Así que si te le mides ponte escudo, saca tu espada y a la batalla.
Quinto concepto clave: Es el marco de “avísame cuando hagas algún cambio y de tú vida ocúpate tú”. Te lo ilustraré con el siguiente caso. Si vas a mi postde el cuadrante de la mujer con novio,  no hay forma de superar y ganar, aunque sea en el corto plazo el juego, pero la verdad es que si hay una manera. Y esa forma no es con palabras como “oye, ese hombre no te conviene”, “no sé por qué sigues con él con todo lo que yo te ofrezco”, “seré aún más especial para ganar tu corazón”, “me portaré como un príncipe para que veas la bestia con la que estás”.
No.
No.
Y Definitivamente No.
El marco es introducir el calor y el frío. Solamente la mezcla de dos temperaturas hará que ella empiece a moverse y a vincularse y a plantearse una decisión. Si eres demasiado cálido, suave y bueno con ella fracasarás, necesitas introducir distancia, de tal manera que ella empiece a sentir que no te acercarás más a menos que ella tome una decisión. Y que mientras ella juegue tu vas a jugar, y que si ella quiere ponerse sería pues sólo allí “empezamos a hablar”.
Cuando llegue el momento de hablar de qué hará con su vida básicamente lo que dirás es: “mira, como sabes lo que hagas con tu vida es tu vida, y mi opinión me la reservo, así que cuando quieras que esto avance y se ponga serio toma las decisiones que tengas que tomar y luego me las informas. Mientras tanto la cosa es así”.
Debes dejar la sensación que en tu vida quizá también hay variedad y que no estás siento tan trascendental como para estar pensando sólo en ella. Pero también debes dejar una pequeña puerta abierta a que eso cambiará si ella introduce cambios en su vida y termina lo que debe terminar. Y que eso es sólo una decisión de ella.
Lo cual me lleva a reafirmar algo que he dicho en post anteriores: no cargues con el peso de las decisiones de estas mujeres. Si no las toman pues saca lo que tengas que sacar de la relación, o termínala si así lo deseas, pero no te pongas a hacer lobby jugando al necesitado, al que está al pendiente de una decisión de ella, porque o bien no la tomará y te pondrá en el congelador o bien te pondrá a sufrir mientras la toma o te pondrá mil condiciones para tomarla.
Una relación oscura se toma con mucho pragmatismo y sobre todo evitando que tu seas el que pone toda la carne en el asador, el que siempre pedalea la relación, sino dejando que sea ella la que lo haga tomando el dominio absoluto de tiempos y de marcos mentales. Tu dices cómo, cuándo, dónde y con quién. Si no juegas con estas reglas te repito: la relación te sobrepasará y te encontrarás en el lado del necesitado, del doliente, implorando a los dioses porque tu situación cambie.
Con suerte podrás mover las circunstancias a tu favor e incluso ir poniendo poco a poco luz en una relación luminosa, aunque tu expectativa ni siquiera debe ser esa, eso solo es un plus que a veces, repito, a veces, se da.
Sexto concepto clave: En una relación oscura, NUNCA busques retroalimentación verbal a cómo va la cosa o a qué siente ella. ¿Por qué? Para evitar respuestas “contenidas” o evasivas de parte de ella que pongan el balón en su cancha. ¿A que respuesta me refiero? Por ejemplo a respuestas del tipo “No se… ¿Qué quieres que te diga?”. Si te dice eso estamos mal. 

Mal. 

Mal. 

Muy mal.
Aprende a navegar por instrumentos, basado solamente en la retroalimentación que te dan sus acciones. Si ella sale contigo, te besa, se acuesta, te escribe ¿Qué más necesitas saber? ¿Por qué habrías de necesitas otro feedback? Intentar “asegurar” sólo debilita tu posición en el tablero.
Antes bien, espera hasta que ella sea la que desee preguntar, y cuando lo haga, toma un suave sorbo de tu bebida, respira profundamente y dile:
“No sé… ¿Qué quieres que diga?”
¡Es el momento de vivir una vida extraordinaria!

¡Hasta la próxima!

——-

Si quieres escuchar este audio y descargarlo puedes hacerlo con este link: