10 años de la Estrategia de la Seducción

Publicado en Ene 5 2017 - 8:12pm por Álvaro Bonilla

10-anos-estrategia-seduccion

El final del año 2016 no fue nada agradable. Muchas cosas ocurrieron, y al igual que muchos el año pasado no fue el mejor. En muchos sentidos y en el plano personal fue un año difícil, un año lleno de imprevistos, de mucha lucha, un año que fue bastante desafiante y que implicó aprender y tomar papel y lápiz para alinear la vida y llevarla nuevamente a su cauce.

He podido experimentar nuevamente lo que implica cambiar, lo que significa tomar decisiones muy difíciles en lo personal y lo que es necesario para que tu mente simplemente siga enfocada y determinada a pesar de las cosas que suceden. Me encantaría poder resumirte los puntos que para mí han sido los grandes aprendizajes de mi 2016:

  1. Recordé la importancia del cuidado propio, del destinar tiempo valioso para ti y para las personas que quieres. Ese tiempo es fundamental para tu equilibrio mental y emocional, de nada sirve simplemente trabajar y trabajar sin darte el tiempo y el espacio de desconectar y pasar tiempo con las personas valiosas.
  1. Conforme pasa el tiempo nos damos cuenta que las personas no siempre estarán allí, porque su salud puede ser frágil y porque la muerte siempre será una realidad atenta a sorprenderte. La práctica del Mindfulness me ha ayudado mucho a disfrutar a aquellas personas cuya presencia siempre daba por hecha.
  1. Tus convicciones deben ser fuertes. En este año he podido comprobar los perjuicios del pensamiento débil, del pensamiento tibio, de la corrección política, de intentar quedar bien con todos, de ser permisivo y tolerante con todo, de ser medias tintas. En mis lecturas personales trabajé muchísimo un concepto muy importante y es el del “orden en medio del caos”, elemento típico en el arquetipo del Rey, pero que en nuestro mundo contemporáneo ha sido olvidado, hoy día es imposible enfocar por la cantidad de estímulos que tenemos al frente y es muy difícil para las personas tomar posiciones. El 2016 me enfrenté, como comenté, a decisiones difíciles que tenían que ver con personas y en las que tenía que honrar mis más profundas convicciones, revisar en mis emociones qué era lo que creía correcto, sin más brújula que mi propia intuición y criterio, en un panorama absolutamente nublado donde era imposible ver qué había al frente. Mi alternativa para guiarme fue tener muy en claro el “marco mental” en cada momento y ordenar mi mente, es decir, tener muy claras entre 3 a 5 cosas que quería que ocurrieran.
  2. Derivado de lo anterior, la convicción sólida tiene un poder impresionante de convocatoria, si bien hay muchísimas personas tibias y que un día piensan una cosa y otro día piensan otra, hay muchísimas que también desean inspiración y desean consistencia. Y esto es clarísimo con las mujeres. Y es un tema al cual dediqué especial espacio con mis clientes: necesitamos como hombres recuperar una filosofía personal de vida y dedicar tiempo a configurar nuestro carácter, aquello en lo que creemos, aquello en lo que invertiremos nuestro tiempo y recursos y desarrollar una visión del mundo, de la realidad que tenemos frente a nuestros ojos, de las intenciones de los demás.
  3. Estamos inmersos en un proceso de control mental masivo por parte de políticos y medios de comunicación. Se nos invita a un tipo de pensamiento tipo masa, poco crítico y robotizado. Se está matando la consciencia que tenemos de nosotros mismos y de lo que podemos lograr. Mi trabajo de este año consistió en ser aquella persona que despertaba a otros, que les hacía tomar consciencia de sí mismos y de su potencial y que les permitía saber con total certeza que tenían todo un mundo de experiencias y emociones que podían compartir con las mujeres. Muchos simplemente no saben qué compartir y se limitan a copiar lo que supuestamente les ha dado éxito a los otros. Personalidades huecas, cascarones que simplemente se llenan con las frases y el criterio de otros, pero que no se arriesgan a expresar su opinión y su posición frente al mundo, a las personas y a las mujeres.

Este blog ha cumplido 10 años, lo cual me llena de una tremenda emoción y mirando atrás puedo ver claramente cómo me ha permitido configurar mi misión personal de contribución. Lo que inició como una historia personal de superar una dificultad relacionada con mi acercamiento a las mujeres y mi deseo de amar y ser amado, ha crecido lo suficiente como para permitirme acompañar los proyectos personales de hombres y mujeres sedientos de compartir y de crecer.

Ello hace que para este 2017 mis objetivos sean muy ambiciosos, y entre ellos se incluyen la divulgación personal de lo que he escrito y compartido a lo largo de estos 10 años, el año pasado he podido sistematizar pedagógicamente lo que considero son los fundamentos de la transformación profunda que alguien debe cultivar para lograr lo que desea en las relaciones y en su proyecto personal. Y para iniciaré la Academia Estrategia de la Seducción donde formaré personalmente a aquellas personas que deseen vivir su mejor versión y trascender sus límites auto impuestos, así que desde ahora estás invitado a hacer parte de ella.

Es claro que hoy día muchos posan de expertos, y uno ve cualquier cantidad de personas compartiendo frases y cosas sobre cómo motivarse o cómo ser mejor, lastimosamente el desarrollo personal se ha vuelto algo cliché y es fácil compartir frases o mantras sin el más mínimo conocimiento de la psicología. Personalmente siento que mi misión es ofrecer un camino alternativo a ello e inspirar una visión basada en el trabajo duro, la disciplina, la exigencia personal, el cultivo del carácter y las virtudes para alcanzar la excelencia.

Muchos han iniciado cuando yo empecé, han sido pocos los que hemos continuado desde aquella época. Y por ello estoy agradecido, sobre todo con ustedes los lectores que me han acompañado en los diversos momentos de este blog, en los aciertos y también en los errores y aprendizajes. Este año deseo compartir a un nivel más cotidiano y diario la filosofía de vida que he cultivado en estos años de crecimiento y despertar personal, y mi quehacer se basará en crear soluciones a las diferentes dificultades que alguien puede experimentar en el camino de la excelencia y en el camino de las relaciones significativas.

Mi don que es la escritura y la capacidad comunicativa está al servicio de llevar a que otros vivan vidas extraordinarias donde descubran su llamado y su vocación de conexión y de servicio. Si de algo quiero que sirva este aniversario que celebro es para quienes lleguen aquí puedan ver que es posible configurar un proyecto de servicio a otros y que tenga una larga duración, cuando inicié sólo pensaba en el día a día, jamás visualicé lo que sucedería en 10 años, muchas veces quise dejar el proyecto y dedicarme a otras cosas que también me gustan, pero algo seguía llamándome y mostrándome que lo que hacía cambiaba vidas. He tenido una vida bendecida gracias a ello y me siento agradecido porque mi ambición aún me marca un norte lo suficientemente retador como para seguir adelante.

Este será el año de fortalecer la comunidad y de llevar este proyecto a más personas. Vamos a multiplicarnos y estoy seguro que me ayudarás a contribuir siento tú mismo la guía de otros.

¡Es el momento de vivir una vida extraordinaria!

¡Feliz 2017!