El alto costo de la impaciencia y la desconfianza en la seducción

Publicado en Nov 8 2017 - 7:50pm por Álvaro Bonilla

el-alto-costo-impaciencia-desconfianza

Seguro a muchos nos han decepcionado, y personas en las que confiábamos demasiado o de las que esperábamos mucho terminaron por traicionarlos.

¡Qué tristeza!

Pues mi amigo lector: ¡ESA ES LA VIDA! Es más, la vida está llena de cosas aún peores. Pero el punto de este post no es contrastar males menores contra males mayores, porque no hay punto. La experiencia emocional del duelo, la decepción, o la traición son tremendamente subjetivas.

El punto que quiero tratar son las explicaciones que le has dado a la realidad, las reacciones que has tenido, y las limitaciones que has impuesto tú mismo sobre tu propia vida de relaciones.

Aunque se suele decir que se nos ha educado como hombres para ser fríos, insensibles y supuestamente no expresar emociones, la realidad es que somos más dramáticos y sensibles a niveles emocionales de lo que pensamos. Los hombres celosos, obsesivos, los idealistas, los misóginos y los románticos son ejemplos de vidas basadas en la exageración emocional. Vidas basadas en sobre dimensionar el apego, el duelo, el resentimiento o el amor por el amor.

No aprendemos a educar nuestras emociones, esa asignatura quedó pendiente, extraviada entre las muchas cosas que nuestro Padre no nos enseñó. Aprendimos de emociones viendo la televisión, las novelas, las películas, vimos cómo las manejaban las mujeres, sobre todo nuestra madre, y allí aprendimos la forma femenina de vivirlas, una forma bastante diferente. Y algunos, claro, aprendieron a vivir las emociones desde modelos familiares caóticos, tóxicos, dramáticos o manipuladores, y creímos que la forma de vivir nuestras emociones era la única forma posible, la forma disponible, la forma que había.

Algunos viven sus emociones desde la represión de las mismas, desde la incapacidad de darles un nombre, de distinguirlas de otras emociones, su abanico emocional sólo incluye dos o tres etiquetas: triste, contento y regular. No logran distinguir los matices, por eso su reacción emocional siempre se va a los extremos, triste y deprimido, feliz maniaco o neutral regular plano. Las emociones son como una compleja paleta de colores, muy rica y variada, y aprender a gestionarla es un paso muy importante a la hora de recibir lo bueno y lo malo de la vida.

Algunos tienen expresiones emocionales más rotundas, más dramáticas, quizá incluso más patéticas, son emociones vividas de una forma extremadamente compleja, donde todo puede parecer que no tiene alternativa, que las cosas serán así para siempre. Es una forma muy adolescente de vivirlas.

Y esto es relevante porque nos permite conectar con la experiencia de la decepción, tras haber sido engañado, traicionado, abandonado. Experiencias muy familiares y frecuentes en el proceso de relacionarnos con otros y por supuesto, con las mujeres.

Una de las actividades que realizo más seguido puede definirse como “clínica emocional”, o trabajo en la reparación de emociones. Y es algo que se da en varios niveles:

  1. Hombres que han vivido decepciones y se muestran recelosos respecto a volver a confiar
  2. Hombres que ven las relaciones de forma muy dramática
  3. Hombres que han sido infieles, o han traicionado a sus parejas, y viven la paranoia de no poder confiar en ninguna mujer (algo así como el que las usa las imagina)
  4. Hombres que no entienden el complejo mundo femenino caracterizado, sobre todo, por el tema emocional
  5. Hombres que no han aclarado lo que quieren de la vida
  6. Hombres con profundas emociones negativas frente a sí mismos
  7. Hombres llevados por la impaciencia, la ansiedad y la impulsividad y el bajo control emocional
  8. Hombres caprichosos, con un temperamento infantil o adolescente, o muy inocentes y con una falsa seguridad llena de muy poco

Lastimosamente, la experiencia de traición, engaño o decepción saca al hombre del juego de la seducción, lo pone a la defensiva, lo vuelve obsesivo y paranoico con sus siguientes relaciones, le daña la emoción y en muchos casos lo vuelve misógino, sólo se relaciona con las mujeres por el aspecto fisiológico sexual mientras que las odia por dentro al reconocer el poder sexual que ellas tienen sobre él. De allí proceden muchas de las experiencias del masculinismo radical que encontramos en doctrinas como el MGTOW, y que no son otra cosa que reclamar el supremacismo masculino, mientras justifican su soledad, en últimas un soberano acto de cobardía.

Si has sido herido tienes el deber contigo mismo de sanar tus heridas y no andar con la herida abierta toda la vida, echando sangre por todo lado. Haber sido herido no es una excusa para que tu vida sea amarga, frustrada y llena de desconfianza y resentimiento. Nuestra mente suele generalizar, y eso le permite abreviar aprendizajes, sin embargo, muchos hombres viven literalmente una vida emocional y relacional maldita por una experiencia de engaño y de traición, definen todo un universo femenino por algunas experiencias.

Lo peor es que en muchos casos ha sido el hombre, con su falta de límites y de carácter, el que ha abierto la puerta para que el ladrón entre a su casa y le saquee.

La desconfianza desencadena aislamiento emocional y aislamiento social, tiene sentido en la medida en que si has sido herido buscas protegerte, cuidarte. Por ello el proceso de retomar la confianza debe contemplar una sanación de la herida emocional, un duelo por la pérdida y la decepción, y también un establecimiento lógico y razonable de límites y una mirada distinta que permita que no tropieces con la misma piedra, también es fundamental trabajar las creencias emergentes, en forma sobre las generalizaciones sobre las mujeres y sus intenciones, en forma de creencias sobre ti mismo, y en forma de creencias catastrofistas respecto a las relaciones sociales.

Otro asunto vinculado con la desconfianza es la invocación catastrófica de la tragedia al interior de una relación, esto es, el hombre anticipa ansiosamente la destrucción de la relación, y al hacerlo cambia la forma en la que se comunica con su pareja, con lo cual, al estilo de Anakin Skywalker en Episodio III termina siendo el provocador de su propia tragedia.

anakin-ahorca-padme-seduccion-desconfianza

Hay que reconstruirse y volver al campo de batalla.

Es la alternativa masculina resiliente, valiente y adulta.

Las demás alternativas son infantiles e inmaduras. Así de simple. La masculinidad entiende que el mundo es difícil, violento, traicionero, pero en lugar de quedarse en ese punto, avanza reemplazando el miedo por la determinación, la decisión.

¿Cómo afecta la impaciencia? Tomando decisiones apresuradas respecto a la vida sentimental, y aunque ello lo trataré después, pero muchos hombres con tal de tener sus experiencias sexuales y no estar rezagados respecto a sus amigos, terminan yendo a prostitutas, lo cual puede provocar quedar enganchados en esta conducta de forma indefinida. La impaciencia es un fruto de la ansiedad, y lleva a que el hombre se muestre constantemente necesitado, urgido y a que sea torpe en sus estrategias y tácticas de aproximación.

La impaciencia produce que desees tener éxito rápidamente, por lo cual te expones de forma repetitiva a situaciones de cortejo, pero sin considerar un proceso, sin aprender de tus errores y aumentando progresivamente tu frustración, las voces críticas a ti mismo y las creencias irracionales relacionadas con el aspecto físico, con las mujeres, con el destino. Muchas veces es mejor parar, sentarse a analizar qué ha pasado, cambiar elementos de estado mental y emocional, encontrar un contexto de abordaje natural y un proceso de pasos sencillo y simple para relacionarse con las mujeres.

Revisa en tu vida qué tanto tus relaciones se basan en la desconfianza, en el resentimiento y en la impaciencia. Toma nota de mis recomendaciones en cada una y empieza a confrontar esa historia que te estás contando, esa forma desconfiada, resentida o impaciente de asumir la realidad, tómate un espacio para ti, escribe, reinventa tus emociones y tus reacciones, obsérvate más detenidamente, toma consciencia de ti mismo y no seas un ser lleno de automatismos, antes bien, detente en tus pasos y revisa si tienen sentido y si te están impidiendo tener el éxito en las relaciones que deseas.

¡Es el momento de vivir una vida extraordinaria!

¡Hasta la próxima!

  • King Luiso

    Y sí, como anillo al dedo todo esto. Es lo que me está pasando actualmente, creía que estaba jugando por fin bien mis cartas, pero todo cambió conforme pasaron las semanas. Cosas que pesadamente estaban fuera de mi alcance en creer poder cambiarlas. Es crudo para mí que pasen estas cosas, y no lo planeado. Esfuerzo, dedicación, emociones, es… ingerible.. para mí.

    Tomaré tus recomendaciones, Naxos. Tranquilamente puedo a hacer esto al final de mis clases. La entropía ha vuelvo a hacer de las suyas y lo que menos quiero es que esté ahí, conmigo, al final del año.

    Abrazo.

  • broncohuguillo

    No entendí la parte de encontrar un contexto de abordaje natural y un proceso de pasos sencillo y simple para relacionarse con las mujeres, ¿a qué se refiere? y ¿cómo se logra hacer eso?, gracias.

  • Daniel Chaparro

    es verdad nuestros marcos mentales nos estropean la vida no es justa ,aveces lo mejor es dejar la impaciencia de lado y trabajar en nosotros mismos hay algo de tu apariencia que no te gusta si puedes cámbialo yo tengo una ligera asimetría facial y trabajo por ello y por alinear mis dientes y no te tomes las reacciones de ninguna mujer apecho puede que esa que te guste no guste de ti y si dejemos de vainas pero puede ser por tu apariencia ella puede tener un marco mental que clasifique a hombres con ciertos rasgos que ni al caso no tienes así que tienes dos opciones le das el poder te destruyes ,te deprimes ,te menosprecias te regalas o te das la vuelta te reinventas emocional ,cognitiva y físicamente salud mental autoestima y vuelves a por otra nueva chica mas fuerte que antes .

    Imaginemos a largo plazo una transformación de tres cuatro incluso cinco años con trabajo y esfuerzo no te quejes por que no tienes los recursos ponte en marcha has algo como dice Naxos conviertete en un estratega y conserva la esperanza eso no es eterno y la soledad es crecimiento aprendizaje ya revisaste tus finanzas tus emociones tu resistencia al rechazo.

    Me ha inspirado a tal grado el trabajo de naxxos que considero oportuno colocarte un poco la mano en la llaga por que te hablo desde mi historia y se lo que se siente asi que animo todos vinimos aprender …me avisan si me quieren ver en youtube …hasta pronto por cierto mis dientes ya un poco mas derechos me hacen sentir mas seguro de mi y ellas les resultan agradables.

  • Claudia arias González

    Hola a todos, a partir de semana santa de este año decidí que debía cambiar mi actitud de desconfianza hacia los demás ya que esta actitud me estaba haciendo daño ya que mi desconfianza la adquirí por mi madre y también por cosas que me sucedieron con algunos familiares que me hicieron ser desconfiada pero no puedo seguir con eso, aunque cambiar no es fácil no es imposible, en estos momentos estoy empezando a abrirme a otras personas poco a poco dándome la oportunidad a mi misma de conocer a otras personas y que estas a su vez me conozcan, nunca es tarde para cambiar.
    Gracias Álvaro por tus increíbles árticulos que cambian vidas a mi personalmente me ha ayudado mucho

  • Alberto Salman Garcia

    Naxxos eres el mejor motivador de cabecera, llevo años siguiendote, leo aprendo y me retiro a aplicar lo aprendido. Cuando llegan esos momentos que no puedes controlar regreso y como si fueses un mago o un vidente, tu post me da las respuestas que busco. Haces un gran trabajo a la humanidad