Terminando relaciones (Parte I)

Publicado en Mar 29 2007 - 5:47am por Álvaro Bonilla
De repente encuentras estás tan feliz que llegas a tu casa a abrazar la almohada, te hueles la ropa porque cuando ella te abrazó te dejó su perfume, lees poesía de Neruda, y no haces sino hablar de ella. Admítelo. Haces eso. No esta mal. Yo también lo hago.

Imagina que de repente tu novia te sienta para una charla del tipo “No eres tu, eres yo”. Tú te sientes confundido, y te preguntas: ¿Cómo carajos no vi las señales?

Terminar una relación no es fácil. El ego y el corazón están heridos y magullados. Es importante que tengas presente algunos tipos de indicadores que te pueden decir que las cosas no están yendo nada bien. Siempre hay señales de advertencia a lo largo del camino, lo que pasa es que las dejamos pasar pensando que las cosas pueden mejorar, o peor aún, negándonos a la posibilidad de que las cosas se han gastado y es necesario aprender a dejar ir.
Te doy cinco señales para saber que están que te botan:
  1. Peleas frecuentes: Nadie está diciendo que las cosas tienen que estar perfectamente bien los 7 días de la semana, las 24 horas. Después de todo, los conflictos solucionados constructivamente son valiosos para construir una relación. Pero si de repente te encuentras con que ella se vuelve argumentativa o sermonea sobre cosas triviales como la ropa, o el restaurante que escoges, es necesario que revises las cosas.
  2. Olvida llamar: Estabas acostumbrado a que varias veces al día ella te llamaba, te devolvía llamadas, le interesaba dónde estabas y en que era de tu vida. De repente la intensidad de las llamadas empieza a decrecer, dice “yo te llamo” y no lo hace, dice que se le olvida, que estaba ocupada, que llegó exhausta, que el teléfono se descargó, que la llamó la mamá y no pudo colgar, lo que sea. Puede parecer obvio pero pasar de marcadas seguidas a teléfono sin timbrar es una clara señal de que tu relación ya tiene fecha de vencimiento.
  3. Criticaradera: Asumamos el hecho de que nadie es perfecto. Algunas veces deseamos que la otra persona fuera más organizada, más divertida, lo que sea. Pero cuando estamos en una relación, tomamos lo bueno y lo malo también. Las imperfecciones empiezan a hacer parte de una completa personalidad que nos atrae y, hasta esos detalles nos gustan. PERO, si ya los sentimientos empiezan a irse, y la tumba a tu nombre empieza a ser cavada, no te sorprendas si empieza a haber poca tolerancia o tolerancia cero a tus “cositas”. Críticas constantes sobre tu manera de ser o cómo haces o dejas de hacer las cosas son una señal clara de mal camino.
  4. Cancelación de salidas/encuentros: Si ella empieza a decirte que está trabajando mucho, que su jefe la tiene con un asunto demasiado importante y que eso consume todo su tiempo, necesitas preguntarte urgentemente qué está pasando. Es natural que cada uno tenga su espacio, pero si de repente sientes que ella te da excusas para no estar contigo, y NO PROPONE PROACTIVAMENTE otros momentos para pasar tiempo contigo, la cosa se derrumba.
  5. Pérdida de interés sexual: Si encuentras que ella está volviendo sexualmente “adormilada”, pasiva, desinteresada, perezosa, y que necesitas siempre estar tomando la iniciativa, y que luego de terminar ella te da la espalda, empieza a preocuparte. Que la relación sexual se aplace y se aplace, y te sorprendas de que pasan semanas y ella sigue “ocupada”, “indispuesta” es otro indicador de desastre a la vista.
Si tienes al menos tres de estos indicadores la cosa está bastante grave y es posible que te terminen o que ya estén saliendo con otra persona. Habla las cosas, si ella no está muy receptiva y sientes que estás forzando la situación, despiértate y toma la delantera de terminar, no dejes que te sorprenda lo inevitable. Si los indicadores se dan de manera aislada piensa en esto: la seducción no termina cuando formaliza la relación, es algo que debes cultivar todos los días. Piensa en ella, observa si te está dando señales de reciprocidad, respeto, admiración y atracción. Reflexiona sobre la relación, a veces las cosas se acaban porque son dos personas que juntas no funcionan, no porque haya algo malo en una de ellas.

Hasta la próxima!
————

Posdata:  Adquiere ahora  mi libro “La seducción Inteligente”,  puedes hacerlo a través de Paypal con tu tarjeta de crédito acá o a través de transferencia por Western Union en cualquier parte del mundo (escríbeme un mail a naxxxos@gmail.com y te daré los detalles).