Consulta: Participando en Proyecto Mascota

Publicado en Abr 12 2007 - 4:28am por Álvaro Bonilla
Estábamos simplemente hablando y riendo. El lugar era uno de los muchos cafés con sillitas y con cojines, donde te sientas y tomas un vino caliente con una uva pasa en el fondo, humeante y con un deliciosa esencia de clavos y canela. Sonaba música en español y algunos clásicos de rock. Era de noche y ella ya me había mandado bastantes indicadores de interés que yo había decidido corresponder con un halago a su personalidad. Ella me pidió que por favor le repitiera lo que le acababa de decir. Yo la miré fijamente y esbocé mi singular sonrisita, que ella aún no descifra, pero que encierra ironía y un poco de arrogancia, me acerqué a su oreja y le dije “no te lo voy a volver a decir”. Ella sonrió nerviosamente y dijo: “tu nunca me das gusto, ¿no?”.

¿Oyeron eso? Eso es lo que llamo una VALIDACIÓN, que venía directamente de sus labios e indicaba algo que yo he insistido mucho en este blog: A) Cuando quería que le repitiera mi halago me estaba probando y quería ver si yo obedecía y B) En el fondo ella no quiere que yo HAGA todo lo que ella DICE.

Luego, cuando estaba en mi casa, me dijo “No se qué está pasando contigo, pero me interesas, y no te quiero como mi amigo”. Le pregunté qué quería decir, y me dijo “cuando conozco a alguien se directamente a dónde quiero ir con él”. ¡Vaya si lo sabía!

MUY INTERESANTE, ¿NO?

Ella ha sido una de las pocas mujeres que conozco que es capaz de admitir que sabe lo que quiere con los hombres. Comprueba mi teoría de que antes de pocos minutos una mujer ya te ha “encuadrado” en una zona: la zona de conocido amable, la zona de conocido cansón, la zona de amigos, la zona de este-puede-ser, la zona de amante, la zona de hombre para comprometerse. Ellas lo saben desde el principio, por eso insisto: LOS PRIMEROS MINUTOS CON UNA MUJER SON TRASCENDENTALES, EN ELLOS TE JUEGAS TU FUTURO CON ELLA. A veces, sólo a veces, puedes cambiar las cosas en el camino, pero lo mejor es hacer las cosas bien desde el principio.

Sirva esta experiencia para introducir la consulta del día de hoy, es un poco extensa pero estoy seguro que podremos sacar valiosas lecciones:

“Conocí a una mujer y la invité a salir de rumba, teníamos buena conversación y ella me tocaba un poco, el brazo y a veces la cara. No se por qué sentí que estaba jugando conmigo, a eso de las 3 am nos fuimos y la verdad dejé las cosas de ese tamaño, sentí que ella era una mujer con recorrido, tiene su pasado, su carga… ¿Me entiendes?

La seguí viendo y hemos seguido saliendo. A veces se ha quedado a dormir en mi casa, y aunque nadie lo crea, y mis amigos se sorprendan, no ha pasado nada con ella. Simplemente nos acostamos y dormimos juntos. Es maravilloso, porque va más allá de algo sexual. Me ha contado que su última relación fue una relación abusiva donde fue objeto de infidelidad.

Nos encanta salir al parque y caminar y montar bicicleta o patines los domingos, a veces alquilamos películas, aplico lo de ser divertido y veo que ella se ríe bastante. Nos acostamos y ella se recuesta en mi hombro y siento su respiración en mi cuello. Me ha dicho que soy un tipo bien parecido, cuando me llaman ella siempre quiere saber quién me llama. Ella no sale con nadie más, pero a veces me habla de hombres que le llaman la atención.

No se qué hacer, me gusta mucho pero no se lo he dicho. No se si está jugando conmigo, solo se que me divierte mucho estar a su lado.

Mi comentario.

Por favor busca un yunque o una enorme piedra o ladrillo levántalo sobre tu cabeza y déjalo caer. Si sangras sería lo mejor que podría suceder. Hay muchas áreas que limpiar acá, hay que hacer una inmensa liposucción cerebral (o como se llame), hay mucha grasa en la región prefrontal, occipital y parietal de tu cabeza (con todo respeto pero hablando las cosas como son).

1. Si sientes que ella tiene su recorrido, pasado o carga, probablemente lo tenga. Muchos tenemos ese radar de recorrido en una mujer, pero a veces decidimos ignorar las evidencias. A veces ese pasado indica que tienen una autoestima deteriorada, además si tuvo una relación dolorosa es un hecho que así es. A veces estas mujeres te utilizan para que mimes su autoestima y se sientan un poquito queridas, jugarán con tu cabeza para probarse que pueden encontrar valoración (y así lo está haciendo contigo, querido lector). El caso es que ella se siente inadecuada y sin valor, y busca que tu le recuerdes que no es así.

2. Dices que nadie, ni siquiera tus amigos, te creen que no haya pasado nada. Aja, ejem… si claro… como no. Ni siquiera yo lo creería. ¿Qué carajos está pasando por la cabeza de ustedes dos, ahh? Ella te está tomando por su “amiguita asexual de pijamadas” (teniendo en cuenta que las amigas en las pijamadas a veces terminan teniendo sexo entre ellas… fíjate como cambian los tiempos). Peor que eso… te está tomando por su “osito de peluche”, que abraza y babea mientras duerme. Ella descansa en tu hombro, respira a tu cuello, y FINJE ponerse celosa con tus llamadas, te maneja con un dedo. Dices que “va más allá de algo sexual”… Wow…¿en serio? Déjame corregir y decir: “va MUCHO MENOS allá de algo sexual”. ¡Por favor!

3. Decías tener en la primera salida indicadores de interés, te tocaba por ejemplo, pero tu decidiste IGNORARLOS (por favor deja caer ese ladrillo sobre tu cabeza otra vez más hasta que algo por allá adentro haga crack) Una vez los ignoraste ella empezó a pensar que eras el tipo de hombre para ser su amigo (recuerda lo que dije en mi caso de arriba, las mujeres te encuadran rápidamente).

4. Ella dice que eres bien parecido, y finge ponerse celosa. Grandioso. Ese es el premio de consolación que toda amiga hace, te valida pero no se acuesta contigo. Genial. Ciertas mujeres muy dañadas en sus emociones (por relaciones pasadas) intentan verte como un hombre que vale la pena, y te halagan, y te celan, pero de repente no sienten atracción, aunque quisieran. Ella no está sintiendo una atracción visceral por ti, siente cosas, siente que está con un hombre valioso, pero nada más. Me dices que te habla sobre otros hombres, créeme cuanto te digo que apenas se le aparezca uno que le genere atracción te dejará atrás sin el más mínimo remordimiento. Eso no está bien ni mal, ella no es mala, si tu estuvieras en su lugar harías lo mismo.

Necesitas moverte y moverla. O consigues lo que quieres o te alejas de ella. Si quieres sexo o una relación consigue eso o lárgate de la escena. Es hora de concretar las cosas. Quisiera que fueras capaz de cortar, de probarte a ti mismo que puedes sacarla de tu vida. Tú quieres algo más que una amistad, y cuando ella solo quiere ser tu amiga, empieza a ser una relación en desequilibrio.

Deja de acostarte con ella, a menos que vayan a tener sexo. Y no me digas que pasas bien con ella, ese “pasar bien” para mí es lo siguiente: ella te usa para levantar su autoestima, tu no tienes lo que quieres con ella. Punto. Otro minuto así y es otro minuto de no tener lo que quieres. Deja de ser parte del “proyecto mascota” que ella ha iniciado contigo.

No tienes ideas de cuántas mujeres SANAS y RAZONABLES hay por ahí y que estarían dispuestas a mantener una relación equilibrada contigo.

Termino con una reflexión para tod@s: No se dejen utilizar, ni por un jefe, ni por un amigo, ni por una amiga, ni por una mujer, ni por nadie. En una relación todos deben ganar, debe ser algo constructivo, y no algo donde se aprovechen de tus sentimientos y de tu interés para chuparlos como vampiros mientras que a ti te dejan con el problema de tener que olvidar.

Hasta la próxima!

———–

PD. No se pierdan a partir de hoy y todos los miércoles en el canal de televisión por cable FOX Cityhunters, la primera serie basada en los Maestros de la Seducción, producida por AXE y basada en los dibujos de Milo Manara. En la página oficial pueden disfrutar del primer episodio y uno nuevo cada miércoles. Es realmente impresionante.