Generando Confort y comodidad

Publicado en Abr 4 2007 - 7:50pm por Álvaro Bonilla
Hay un asunto sobre el cuál muchos lectores de este blog me han pedido que escriba. El tema es el del confort, concretamente ¿Cómo hacer sentir cómoda a una mujer? ¿Cómo generar confianza cuando estás con una mujer y quieres algo más con ella? Pues bien, yo tengo un modelo que aprendí en New York en diciembre del año pasado, se llama Confort Avanzado. El tema es un poco largo, y es posible aprenderlo mejor con coaching, pero intentaré resumirlo en los siguientes puntos que tú debes tener presentes a la hora de buscar que una mujer se sienta cómoda en tu compañía:

Pasión y propósito: Tú debes ser capaz de transmitirle a una mujer que tu eres un hombre de grandes ambiciones y metas. Tú eres la clase de persona que persigue sus objetivos y propósitos sin ninguna clase de vacilación o titubeos. Efectivamente, así como tú tienes una vida con sentido, así mismo eres el tipo de hombre que las mujeres pre-seleccionan pues lo ven como un líder, como alguien que puede respaldarlas. Habla expresamente de lo que quieres en la vida.

Verla de la manera en que ella quiere que la vean: Cada mujer tiene un propósito que íntimamente las guía en la vida, y se constituye en el por qué se comporta como lo hace, es como una especie de software que tiene en su personalidad y la hace única y diferente a todas. Si encuentras este código y eres capaz de entenderlo y complementarlo y mostrárselo de una manera que ella lo oiga y sepas que “la has entendido” podrás hacerle sentir familiaridad. Ella necesita sentir que tu la ves como esa pequeña niña que aún es. Busca si es idealista o pragmática, conservadora o liberal, tímida o espontánea, egoísta o altruista. Busca esos ejes que hacen que sea como ella es y habla sobre ellos, que ella escuche “como si ella misma fuera la que estuviera hablando”. Busca las palabras que ella usa y los gestos, imítalos … está comprobado que realizar sus gestos sutiles proyecta fuerte empatía. No quiero decir que la arremedes.

Calor y frío: El calor viene en la forma de cumplidos generosos de parte tuya, cumplidos a su carácter y a su personalidad más que a su apariencia. El frío viene de momentos en donde ella espera cumplidos y no vienen, porque no los das todos los días para que pierdan su valor. Los das cuando ella no los espera. Por ejemplo dile algo como “eres una persona maravillosa y todo lo que te propongas lo vas a conseguir”. Otro día le podrás decir: “vaya… luces cansada tienes unas enormes ojeras”. Calor y frío, no lo olvides.

Proyecciones futuras: Son planes que empiezas a construir con ella, desde un fin de semana hasta un futuro viaje, o un plan de ver el ciclo de películas de Woody Allen o algún director del gusto de ambos. Esto le mostrará a ella que tu eres una persona de acción y que ella puede vincularse a tus planes si ella quiere.

Honestidad emocional: La segunda parte de tus planes futuros, es que TODO lo que digas que vas a hacer LO HAGAS. Si ella siente que dices y no haces, que eres mucho ruido y pocas nueces, que se te olvida lo que prometes que harás ella pensará que eres un hombre que no termina lo que comienza, y que si fallas en cosas pequeñas fallarás en cosas de mayor envergadura. Ella pensará que eres uno de los que hablan mucho solo para acostarse con ella y mostrar una máscara de lo que no son. Pensarán que no eres auténtico.

Noviazgo fulgurante: El Confort Avanzado rompe con las reglas de que sólo tienes que ver a una mujer una o dos veces a la semana o hablar con ella una vez al día. Creen que entre más interacción tengas con ella más puedes llegar a conocerla y ganar familiaridad con ella, creen en mandar mensajes de texto, en llamar y saludar. Este punto es complejo a mi modo de ver, pero sí creo que tienes que hacer un seguimiento constante de tu confort. Piensa que es como echar agua a una planta, debes vigilarla y procurar que tus ideas y que la interacción no pasen al olvido. Recordarle que tu estás ahí, rondarla, no de manera necesitada, pero sí como quien tiene algo que vender y quiere cerrar el trato.

Crear el sentimiento de que ambos están vinculados por un lazo de grandeza y que ambos están en el mismo camino: La clave está en mostrarle de manera sutil que ustedes están para hacer cosas grandes, ratifica que deben ayudarse mutuamente en sus propósitos que son tan parecidos. Ideas de que nada es coincidencia, de que los caminos se cruzaron, que presientes que ambos llegarán muy lejos, que nunca habías sentido tal conexión, a las mujeres les encanta oír estas cosas aunque tu y yo sabemos que las cosas no son tan mágicas.

El confort significa que encuentras ideas y pensamientos comunes… que ella puede ver que tu tienes proyectos para tu vida independientemente de con quién estés, y que la invitas a que haga parte de ellos así como tu estás feliz y comprometido con sus objetivos vitales. Con esto en mente lograrás que ella se sienta cómoda contigo y empiece a verte como alguien importante para su vida. Advertencia: No te quedes mucho acá sino te vuelves su mejor amigo. Ya te diré como salir de esta zona. Recuerda que el confort es solo un momento del juego, debes estar a tengo para cambiar de marcha e ir por un beso o por algo más.

Hasta la próxima!