Método Indirecto Vs. Método Directo

Publicado en Oct 5 2007 - 9:23pm por Álvaro Bonilla


Hay una discusión de vieja data entre el método directo y el método indirecto, ambos son estrategias diferentes de seducción, y hoy quiero ocuparme de este tema y aclarar mi posición al respecto, muchos lectores me han pedido clarificación sobre el tema y hoy justamente voy a abordar este tópico.

Abordaré este post en tres secciones:

1. Diferencia entre Juego Directo e Indirecto en cuanto a COMPORTAMIENTO.

2. Diferencia entre Juego Directo e Indirecto en cuanto a CREENCIAS.

3. Diferencia entre Juego Directo e Indirecto en cuanto a RECHAZO.

Comencemos entonces:

Diferencia entre Juego Directo e Indirecto en cuanto a COMPORTAMIENTO: Los defensores de la aproximación directa afirman que no se deben ocultar las intenciones seductoras, simplemente afirman que es aceptable que una mujer sepa que tú estás interesado en ella, su frase sería algo así como “Me gustas y voy a hacértelo entender cada vez mejor”. Mientras que los defensores de la aproximación indirecta tratan de disimular el interés jugando con la intriga y el misterio, empiezan una transición desde la indiferencia hasta el interés, su frase sería algo así como: “siempre estarás dudando si me gustas o simplemente soy una persona divertida”.

En la aproximación directa, no es necesario declarar con palabras el interés, simplemente la actitud demuestra un interés y un gusto manifiesto por la mujer. Cuando pienses en este método recuerda las películas de James Bond, donde cada vez que interactúa con una mujer no oculta su gusto por las mujeres con las que se comunica. Algunas personas partidarias del Método Directo no son nada sutiles y describen con lujo de detalles a una mujer lo que desean con ella, incluso con pocos minutos de conocerla.

En la aproximación indirecta se esconden las verdaderas intenciones al inicio, y jugar con la intriga y el poder que tiene que ella no sepa con certeza si le atraes o no. Es un comportamiento seductor, pero la diferencia es que ella nunca estará segura si en verdad deseas algo o simplemente eres así con todas las mujeres. Es como decirles: “hey no me estoy fijando en ti, no estoy interesado en ti, sólo quiero tener tu opinión sobre algo…” Es una posición clásica de seducción, donde se dan encuentros, tres o cuatro citas y luego te lanzas al beso, que finalmente delata tus intenciones.

Diferencia entre Juego Directo e Indirecto en cuanto a CREENCIAS: El método directo y el indirecto tienen una clara diferencia en cuanto a mentalidad y al marco de creencias. La gran diferencia se da en que una mentalidad directa está trabajando bajo la presunción de que eres una persona adecuada para la mujer, que incluso eres un premio y en ese lugar te pones en un sitio de tanta confianza o seguridad que dices “incluso puedo decir mis intenciones y lograr atraerla”.

Mientras que la Mentalidad Indirecta trabaja pensando en que debes probar que eres adecuado para ella, y que si la mujer conoce tus intenciones se pondrá en un lugar superior al tuyo, donde perderás poder y serás rechazado.

Puedes iniciar una conversación con lo que desees, digamos que inicias hablando sobre una película que has visto recientemente y que te ha parecido sensacional. Tu comportamiento, lenguaje corporal, tonalidad, emociones y creencias DICEN Y MANIFIESTAN que tu eres tan bueno como ella es, tan entretenido, tan divertido y tan seguro de ti mismo que ella es la mujer que tu quieres para que esté contigo. Tú te comportas como una persona que tiene bastante atractivo, una persona demasiado interesante, que sabe lo que quiere.

Te voy a poner dos escenarios ficticios:

Escenario 1: Conoces a una mujer y tú consideras que aunque es bella es normal, y que más allá de la belleza física deseas conocer algo más profundo de su personalidad. Te sientes como un hombre interesante y divertido, así como con atractivo para ella. No necesitas pedir su aprobación para ser justamente como tú eres.

Escenario 2: Conocer a la misma mujer y quedas paralizado con su belleza, te preguntas si será posible que una mujer semejante se fije en ti, de repente te encuentras nervioso y justificándote a ti mismo si eres adecuado para ella, si le “das la talla”, sientes que te falta dinero, atractivo, humor y contacto social. No te sientes lo suficientemente bueno. Sin duda en este último escenario estamos viendo un ejemplo de inseguridad.

Desde hace un tiempo estoy siendo partidario de un juego mucho más directo, donde no te andes con muchos rodeos, jueguitos, rutinas, frases enlatadas, historias que todos ya saben, y una serie de artilugios para lograr su atención… lee detenidamente estas últimas palabras… sí LOGRAR SU ATENCIÓN.

Y yo pregunto en este punto: ¿por qué carajos tienes que buscar llamar su atención?

No es acaso esa una posición suplicante, donde el bufón se pone por debajo del rey que pretende complacer.

¿No sería más interesante un juego parejo donde muestres atractivo y ambos estén en el mismo lugar buscando atraer atención mutuamente? Yo digo, ambos actúen como reyes.

Algunos maestros envían un mensaje contradictorio, dicen algo así como: “no seas suplicante con una mujer, sin embargo aprende de memoria una serie de rutinas hechas por gente anónima de Internet y repítelas como un robot, repite las historias de otras personas, vive la vida de otras personas, viste ropa para verte como otras personas para que puedas agradarle a esa mujer que te gusta”.

Como ven el mensaje es engañoso y no va a la base de control emocional y juego interno que yo defiendo en este blog. Claramente debes tener una estrategia, para diferenciarte de otros muchos hombres que se acercan a esa mujer, pero las estrategias en general se enfocan a que puedas proyectar lo que tienes, que seas divertido y confiado, y que entiendas que acercarse a una mujer no tiene mayor misterio si tu proyectas comodidad en tu propia piel, y vives una realidad fuerte.

Seguramente has vivido experiencias de rechazo en tu vida emocional, pues el trabajo es interno, con tus emociones y con aquello que proyectas para vencer el rechazo e ir empezando a ganar más victorias. Cuando haces esto, cuando ves a las mujeres sin miedos y nerviosismo, estás listo para hacer el paso a un juego directo.

Cuando crees que estás de igual a igual has cambiado las creencias de tu mente y te ubicas en una mentalidad de Método Directo, ya no te importa disimular tus intenciones, estás tan seguro de ti mismo que simplemente crees que eres digno y apropiado para esa mujer que te gusta.

Diferencia entre Juego Directo e Indirecto en cuanto a RECHAZO: Una de las razones para el juego indirecto es el frágil ego masculino ante el rechazo. Si andas ocultando tus intenciones y haciéndote pasar por un amable e interesante desconocido las posibilidades de un rechazo son menores, así como sus concomitantes efectos en tu ego.

Cambiando al juego directo, un hombre demuestra su interés a una mujer, su rechazo no está en mente, no hay posibilidad de que ella rehúse interesarse en alguien como él, no demuestra ninguna necesidad, simplemente muestra una seguridad arrolladora y cree que es la mejor versión de sí mismo. Cree en sí mismo, y tiene alejada cualquier duda y temor.

¿Cómo afronta un rechazo alguien que juega directamente?

Sencillo, cree firmemente que no es un rechazo personal, no lo toma como un ataque a su ego, autoestima o a lo que es. Simplemente entiende que hay gustos diferentes, afinidades y tendencias, y que eso no dice nada sobre nosotros mismos. Si manejas una pensamiento de “no apego a nadie”, simplemente podrás decir con tranquilidad “Next”.

La idea es que estés seguro de lo que eres, y que no caigas en la filosofía de “actuar hasta conseguirlo”, porque al final tú no puedes mentirte a ti mismo. La idea es que debes estar cómodo contigo mismo hasta tal punto que un rechazo no toque el centro sólido de tus emociones y autoestima.

¿Cómo crees que es la mentalidad de un deportista de alto rendimiento? Simplemente piensa: soy el mejor del mundo, mi técnica y recorrido me hace capaz de vencer cualquier obstáculo, jamás perderé así esté en desventaja. ¿Tú crees que Roger Federer se anda por ahí diciendo algo así como “vaya… he llegado acá por pura suerte… ojala no vaya a perder… no soy tan bueno como todos creen… doy asco… soy un miserable… si pierdo me retiro del tenis”? ¿Verdad que no?

Y acá repito una cosa: el camino para adquirir un sistema sólido de confianza y unas creencias de alto rendimiento es eso precisamente UN CAMINO, toma trabajo, y perder ciertas batallas para que vayas ajustando tu sistema y tu juego se perfeccione, pero en general es un trabajo que da un 75% de estudio personal y un 25% de interacción con otros. Tienes que conocerte, estudiarte y dominar tus miedos, emociones y proponerte lo que quieres de la vida. Nadie lo hará por ti, y eso será justo lo que ofrecerás y te hará atractivo.

Vives en un planeta de 5 billones de personas en cerca de 200 paises. Vives en este diminuto planeta en una galaxia gigante, con estrellas 10.000 veces más grandes que nuestro Sol, en un universo inexplicablemente enorme. Si una mujer está interesada en ti o no lo está no tiene mucha importancia. No estás buscando la cura del cáncer, o la salida al calentamiento global, o la iniciativa para alimentar a los niños hambrientos de Africa. Tú estás hablando con otra persona, un igual a ti sin importar si tiene más dinero, más posición social o menos. Son un mismo organismo, con semejantes parásitos intestinales y con bacterias que degradan la comida. Si ella está contigo está bien, lo mismo si no lo está, la vida es una y tienes que pensar en moverte y vivirla plenamente. Tú defines lo que la vida significa, y no haces a través de otras personas.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

————————–

P.D. En la revista colombiana Aló de la quincena de Octubre pueden encontrar un artículo escrito por mí titulado “Después de los cachos y la segunda oportunidad ¿Qué?” (Pág. 80).