Exceso de equipaje (Parte 1)

Publicado en Feb 22 2008 - 12:03am por Álvaro Bonilla

Nuestras interacciones con las mujeres tienen rasgos de misterio, curiosidad, interés. Cada mujer es un mundo diferente, una historia personal, un universo lleno de rasgos y características únicas, diferentes a cualquier otra persona, a veces esto es desafiante, a veces resulta decepcionante. Puedes encontrarte con una mujer maravillosa, o simplemente puedes dar con una mujer a la que nunca hubieras querido conocer.

Es que hay de todo!

Y es que he escuchado historias sobre hombres que encuentran a mujeres maravillosas, llenas de virtudes y cualidades, la perfecta compañía para un hombre inteligente y emprendedor. Sin embargo, también abundan las historias sobre hombres que se encuentran con mujeres llenas de problemas, por ejemplo un pasado bastante dudoso, lleno de historias sórdidas de excesos y comportamientos poco recomendables (alcoholismo, drogas, promiscuidad, etc.)

Y es que hay mujeres que no tienen problema con contarte esas dimensiones oscuras de su vida, te lo advierten desde el principio y tú ya sabes a qué atenerte, sin embargo hay otro tipo de mujeres que pretende pasar de bajo perfil contigo cuando en realidad tiene bastante rabo de paja. Son del tipo de mujeres que no rompe un plato pero termina quebrando toda la vajilla: un poco taimadas, reservadas en acciones y en opiniones, reservadas también en sus demostraciones de afecto, aparentemente muy formales, pero en el fondo tienen más escondidos que nadie.

Y es que de repente empiezas a sentir que hay algo que no está funcionando bien del todo. Empiezas a detectar comportamientos extraños, sobresaltos emocionales que se dan sin explicaciones y te das cuenta que de repente ella no te ha contado todo.

Esa mujer en apariencia perfecta empieza a dar muestra de tener cierto equipaje emocional que empieza a preocuparte. Para que tengas claras las señales de que deberías indagar un poco más en la vida de esa persona que te atrae, sentarse a hablar con ella y hacerle preguntas personales, acá te doy una serie de síntomas que te indican que las cosas de repente tienen un matiz que tú aún desconoces.

1. Ella tiene conversaciones inexplicables por teléfono: De repente ella empieza a rechazar llamadas que entran a su teléfono celular, a responder llamadas con cosas como “ya te llamo”, o de repente sientes que se aleja para contestar ciertas llamadas, como si no quisiera que tú las escucharas. También detectas que tras ciertas conversaciones regresa más pensativa o quizá más emocional que de costumbre.

2. Tiene hábitos extraños: La compulsividad es resultado de emociones que no han sido exploradas o quizá reprimidas, si demuestra ser excesivamente ordenada, si tiene hábitos de limpieza excesivos, si tiene excesos como beber demasiado o fumar sin parar (hablo acá de fumar cajetillas enteras al día), puede tener ciertas emociones represadas que necesita controlar, y no es que la vayas a dejar por eso, simplemente tienes que ver más allá y comprender que quizá ser demasiado controladora o demasiado descuidada te muestra que necesita aprender manejo emocional.

3. Es incapaz de compartir emociones: Todo extremo es perjudicial, y si de repente te encuentras con una mujer demasiado fría y desapegada, o por el otro lado con una mujer demasiado melosa y apegada a ti, tienes que tener cuidado. Las mujeres demasiado frías tienen dificultades para expresar sus sentimientos, toman decisiones de manera rápida y radical y terminan por confundirte, pues nunca estarás seguro de su nivel de compromiso contigo. De otra parte, si es demasiado apegada y emocional incluso recién empezada la relación tampoco sería algo muy natural, ¿no crees? El sentido común nos indica que uno va depositando el afecto y la emoción poco a poco, por protección (no querrás hacer un gasto emocional en alguien que quizá solo sea una apariencia pasajera), así que esas demostraciones exageradas indican que algo no anda del todo bien.

4. Comportamientos extraños durante el sexo: Si es demasiado monótona, manifiesta demasiados reparos, quizá poco dispuesta o renuente del todo. Si ese tipo de conducta sigue y sigue y sigue debes analizar qué es lo que está pasando, hablarlo claramente con ella y revisar si existe algo en su equipaje emocional que no esté permitiendo que la relación progrese.

5. Se rehúsa a hablar de su pasado: Las relaciones funcionan bajo un principio “quid pro quo”, es decir, uno da y el otro devuelve, muestra lo tuyo y yo muestro lo mío. Si ella empieza a rehusar contar (o preguntar) acerca de su pasado, es porque quizá ella teme por las respuestas que tenga que dar (o que pueda obtener). Las relaciones pasadas son temas bastante delicados si aún no han sido resueltas, sin embargo no deberían serlo (como ya vimos en el post pasado). Si ella no puede lidiar con eso, quizá ella esté ocultando cosas, o quizá esté evitando encontrarse con una verdad difícil de aceptar.

6. Ella evita a su familia: A veces el exceso de equipaje no viene de relaciones anteriores, puede ser de su familia, y de repente puedes encontrar que ella habla en términos displicentes o cuanto menos poco favorables sobre su familia o sobre la vida familiar, ves que ella no pasa mucho tiempo con ellos, y que busca ocuparse de cualquier forma posible para evitar verlos. No sientes que los extrañe, y de repente sientes que ella se vuelve un poco más apegada a ti. Probablemente la relación contigo sea un refugio contra una relación familiar disfuncional.

Por ejemplo, ¿has pensado en que muchas mujeres han terminado sus relaciones por una infidelidad? Sin embargo la gran mayoría NUNCA te contará que su anterior novio las dejó porque las descubrió siendo infieles.

Interesante, ¿verdad?

En cualquier caso debes estar atento para evitar sorpresas. Puedes ser cosas más simples, otras más complicadas, pero lo que quiero con este post es que te conviertas en alguien que está pendiente de las cosas, incluso de la persona que está a su lado, de aquella mujer con quién está empezando a salir, o de su novia, si es que ya está establecido. La idea es que una relación te haga crecer, y en cierta medida todos tenemos dificultades o situaciones que necesitamos superar y cambiar, así que tienes que estar abierto a que tu relación saque aquellas cosas sin resolver y que se pueda crecer en ellas como pareja. Y tu labor es desarrollar tu sentido “arácnido” y hacer las preguntas y comentarios acertados y precisos para encarar aquello que puede frenar tu relación.

O de repente has leído este post y te has dado cuenta que eres tú quién tiene este exceso de equipaje, y que te comportas de las maneras que he descrito. Pues bien, analiza esos elementos y prepárate a trabajar intensamente en el juego interno, en adquirir herramientas que reparen tus emociones e inseguridades y sanen tu pasado. A veces en la vida hay que tomar el toro por los cuernos y mirar a los demonios a los ojos.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

———————
Pd. Quiero invitarlos a todos al grupo “la estrategia de la seducción de Naxos”, disponible en Facebook, ya somos más de 400 miembros, y se han colocado casi 100 post de consultas y dudas.He estado haciendo un montón de cosas que pronto los sorprenderán, como una nueva serie de podcast que estoy terminando, así como mi libro, y no he tenido tiempo para responder a todos los post colocados en el grupo de facebook. Pues acá les hago la siguiente promesa a los miembros del grupo:

RESPONDERÉ TODOS Y CADA UNO DE LOS POST QUE HAN COLOCADO, Y LO HARÉ DE LA SIGUIENTE MANERA. CADA DÍA RESPONDERÉ 10 POST, ASÍ QUE ESPERO QUE EN 10 DÍAS HABER PUESTO TODAS MIS REFLEXIONES EN CADA UNO DE SUS INTERESANTES TEMAS.

Que los dioses del Olimpo me reprendan si así no lo hago!