Debilidad del Posicionamiento Interno

Publicado en Jul 9 2011 - 5:56am por Álvaro Bonilla




Hay algo que puede sabotear seriamente tu éxito con las mujeres. Que no te creas que tienes éxito con ellas. Es algo muy sencillo: tienes a una mujer hermosa al frente, y sientes que ella te mira, tus amigos te dicen que le gustas, si eres objetivo también puedes descubrir que efectivamente ella te busca, incluso te llama, salen juntos, etc, etc.

Pero no pasa nada.

Y no pasa por una razón muy sencilla: muy raras veces las mujeres van a tomar la iniciativa contigo para concretar un beso o una relación, y es por una razón muy simple: han sido educadas para que el hombre tome la iniciativa y porque en esa educación consciente o inconscientemente les han inculcado que si toman la iniciativa los hombres vamos a pensar que son mujeres fáciles.

Grave error. Mala suerte para ellas y mala suerte para nosotros.

Pero más que la timidez de las mujeres y su educación no pasa nada porque tú no te lo crees. Porque tú dices: pero es que soy feo y ella es linda, pero cómo se puede fijar en mí, pero a mí no suelen lloverme las mujeres, pero esto y lo otro. Mil y una excusas mentales para sabotearte tu éxito.

Eso para mí tiene corresponde a algo que llamo Posicionamiento Interior. Éste término, usado por una corriente de Marca Personal de la que luego hablaré, nos dice que en la mente tenemos una imagen de nosotros mismos y que esa imagen puede corresponder o no con lo que las otras personas ven. Y esto es muy frecuente en algunos, que su imagen de sí mismos por las razones que sea está disminuida, empobrecida, empequecida, desprestigiada. Los demás no lo ven, incluso pueden apreciarte, las mujeres pueden sentirse atraídas por ti, te pueden buscar, pero tú simplemente no lo ves, porque tienes la mirada tan orientada a ti mismo y a criticarte, despreciarte y lamentarte por no haber nacido atractivo, rico o lo que sea, que no ves a las mujeres y que desean.

Resumiendo: ellas te valoran, te desean, pero en tu mente tú te ves pequeñito e insignificante. Un típico problema de autoestima y de autoimagen.

Hoy quiero sugerirte algunas sencillas cosas para que te posiciones de forma adecuada en tu mente, empecemos:

1. Valores: Anota en una hoja qué es lo que tiene valor en ti. ¿La inteligencia? ¿Tocas muy bien la guitarra? ¿Eres un experto en mercadeo? ¿Eres un excelente corredor? Anota todo lo que veas y lo que otros te han dicho, no te detengas. Si no fluye esfuérzate por encontrar cosas que hacen que tengas valor.

2. Pilares: ¿En dónde estás parado? ¿Cuáles son tus principios? ¿Qué es eso que hace que te levantes en las mañanas? ¿Tienes alguna pasión? ¿Algún tipo de meta o sueño? Esos son los pilares, es el suelo donde te paras y es lo que otros pueden admirar en ti y lo que en últimas tienes para ofrecer.

3. Promesa: Piensa un poco como si fueras una marca, las personas que se relacionan contigo ¿qué es lo que reciben a cambio? ¿Qué se llevan? ¿Una buena conversación? ¿Un rato muy divertido? ¿Un poco de conocimiento? Las mujeres se enamoran de estas promesas no verbales que hacen y es lo que buscan cuando desean estar contigo, cuando aceptar salir contigo, cuando te llaman o te mandan mensajes. Esperan sensaciones, emociones, algo para su mente, placer, lo que sea. Tus amigos y conocidos también esperan eso de ti. En este ejercicio busca la promesa que ofreces a los que están contigo.

Con este sencillo ejercicio puedes empezar a percatarte de que en realidad puedes subir un poco más el estándar respecto a lo que crees y piensas de ti mismo y a reflejarlo. El fundamento de la confianza es que en tu mente tu estés en un lugar maravilloso, que tú estés en el primer lugar, que eres valioso, importante, deseable, atractivo, etc.

Si lo logras dejarás de darte las mismas excusas mentales de que “es que creo que me quiere como amigo”, “yo no creo que le guste, es que ella es especial con todos”, “es que cómo le voy a gustar yo si el ex novio era un tipo más grande que yo”.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

Postdata: A continuación está la presentación de resultados del estudio que realicé con ayuda de la participación en la encuesta que hice hace cerca de dos meses. Muchas gracias a todos y espero que en los resultados encontremos nuevos caminos de creatividad para el blog y la red social.