¿Qué es y cómo ser coqueto? 9 claves de expresión del deseo

Publicado en Abr 29 2015 - 11:58pm por Álvaro Bonilla


Hoy les compartiré el tercer fragmento del mi libro “La Seducción Inteligente“, y en él desarrollo algo que se encadena perfectamente con los temas que he manejado recientemente en el blog y son los de la expresión del deseo adulto. Acá va:
“Profundizaré en este punto de la coquetería un momento. Como en todo, hay mujeres que se ven atraídas hacia hombres que ellas etiquetan como coquetos, y otras que se sienten incómodas. En el fondo he descubierto que tiene más adeptas que detractoras. Cuando iniciaba descubrí esto, las mujeres me hablaban de hombres que “eran coquetos”, eran de “naturaleza coqueta” con ellas, y lo hablaban con cierto entusiasmo, con cierto deseo entre líneas, con cierta curiosidad sexual, incluso dejaban ver que estos hombres les hacían sentir esa tensión, que para ellas eran juguetones, divertidos y excitantes. Mi camino fue preguntar, adaptar a mi estilo y aplicar. Los rasgos de un hombre coqueto en general son las siguientes:
1.  Son seguros de sí mismos y su sexualidad no parte de la necesidad.
2. Son amables y tienen palabras de halago para casi cualquier mujer que se les pasa por el frente, la mujer joven y la mujer mayor, la mujer atractiva y la no tan atractiva.
3. Su lenguaje corporal es orientado a las mujeres, hacia una mesera le dirigen un guiño de ojo y una gran sonrisa, lo mismo para agradecer a la cajera del banco a la que ni siquiera conocen. Tienen una “gentileza desde la seguridad personal”.
4. Tienen picardía y una evidente naturaleza sexual, sin que ella se exprese de manera vulgar o se sobrepasen, es decir, no van a pasarse de la raya con ninguna mujer a menos que haya un contexto emocional correspondido por ella. Aunque es generoso en su afecto, no se descubre por completo ante ellas por lo que hace que frecuentemente se estén preguntando “¿a qué juega?”. Recuerda si quieres dar, porque tienes una naturaleza generosa, debes dar poco a poco. Esa es la verdadera generosidad.
5. Son masculinos y no se vuelven “una más del grupo”, por ello es fácil que despierten tensión sexual o pensamientos mentales sexuales en las mujeres.
6. Tienen una notable simpatía, mirada fija y sonrisa hacia las mujeres.
7. Pueden ser físicos con ellas, abrazarlas, su espacio físico las recibe, no son físicamente distantes.
8. Al actuar de forma coqueta despiertan en las mujeres la pregunta de si será de esa forma sólo con ella o si lo será con todas. Mientras descubre que es así con todas puede llegar a emocionarse intensamente, a desear que sólo sea con ella y a seguir el juego de la tensión sexual. Cuando descubre que es coqueto con todas o con casi todas busca señales que le muestren que puede ser tratada de forma “diferente” a las demás.
9. No son del tipo de hombre excesivamente hablador de sí mismos, contando sus mil y un logros, no. Son del tipo “prometer menos y dar más”, siempre sorprendiendo, en lugar de hablar van mostrando.
Este comportamiento genera usualmente deseo sexual en las mujeres, aunque para muchas sea un hombre peligroso del que se supone le será difícil ser fiel en una relación, o al menos para ella le será difícil soportar que se comporte de esa forma con las mujeres y buscará ponerle límites.
Como ves, las escuelas más difundidas indican que no debes halagar a una mujer hasta que lo gane, pues bien, esto es relativo, las puedes halagar y halagar a varias, pero desde una posición donde tu tienes el poder de dar el halago o no darlo. En este sentido tu halago suena a algo varonil con cierto grado de generosidad que resulta haciendo sentir a una mujer. Te pregunto algo, ¿hay algo de malo en hacer sentir bien a una mujer? A algunas se les inflará el ego, se subirán al cielo, pero como eres una persona segura si ellas luego desean mirarte por encima del hombro pues perderán su tiempo porque tu le brindas ese halago a otras y ella sabrá que no está en ningún pedestal ni nada parecido.
Cuando adopté este estilo al principio no fue fácil, fue acostumbrarme a ser una persona accesible al sexo opuesto, como me dijo una mujer “empecé a dejarme querer”, y empecé a dejar esa distancia emocional, esa barrera física y emocional que pensaba me daba poder, para acercarme, para meterme allí y despertar emociones muchísimo más rápido. De hecho descubrí que decir claramente que trabajo en el mundo de la seducción, crea en muchas mujeres el deseo de que uno las conozca y las escoja, en su mente dicen “pues muéstrame qué tan bueno eres” y ya, al hacerlo, están dando su aprobación a ser cortejadas. En últimas termina uno adelantándose un montón de tiempo de cortejo y crea estados emocionales en ellas románticos y sexuales en muy poco tiempo.
Para ser coqueto, como para relacionarse de forma correcta con una mujer, es necesario no tomarse los rechazos de forma personal, más bien darse cuenta que estos rechazos con temporales, espontáneos y que no indican nada acerca de nuestro núcleo fuerte de identidad. Cuando no se gestiona de forma adecuada el rechazo éste nos generará dolor innecesario y un tormento mental realmente incapacitante.
Si has estado acostumbrado a reaccionar con debilidad frente al rechazo piensa en esto: cuando una mujer te rechaza es como cuando una mujer te muerde y te inocula veneno, ese veneno llega a tu sangre y puede llegar a todo tu cuerpo enfermándote y matándote. Pero conforme desarrollas tu fortaleza sabes que puedes desarrollar el antídoto, y sanarte a ti mismo, hasta el punto en que solo sientes una pequeña e insignificante picada que no te genera nada. Es más entre más picadas de rechazo más anticuerpos puedes generar. Ese es el momento  donde tu mente es tu más fuerte defensa, es en ese momento cuando tu mente trabaja para ti y no en tu contra.
Ser sexual, mostrar tu naturaleza sexual de manera fluida y orgánica es una competencia que se desarrolla a partir de una sólida confianza. Muchos no son conscientes de su energía sexual, creen que esta se manifiesta en sus erecciones, lo cual es sólo la forma de llegar a la fase de la intimidad, la realidad es que la energía sexual se manifiesta de otras formas, tu creatividad, tu forma de moverte, tu emprendimiento, tu forma de bailar, tu conversación, tu sonrisa. En todas tus expresiones.
Controlar esta energía es fundamental para sumergirte en la exploración de tu sexualidad en compañía de las mujeres que te gustan. Lo que usualmente ocurre con los que creen que su energía sexual comienza con sus erecciones es se vuelven exploradores solitarios de sí mismos, es decir, masturbadores compulsivos. Lo ideal es que con consciencia y control de la energía sexual puedas abrir la puerta de la sexualidad femenina, hacerlas despertar de su letargo, o ofrecerles un espejo de su propio deseo, una vez lo haces, el camilo del deseo inicia para ti. Entre mejor lo haces más oportunidades sexuales encontrarás.
Para mí esta es la forma más avanzada de dar valor, y es cuando expandes la idea que tiene una mujer sobre su propio placer. Efectivamente las mujeres no olvidan su primera vez, la pérdida de su virginidad, pero tampoco olvidan a ese hombre en particular que expande sus límites mentales y físicos en el sexo. Y créeme, son muy pocos. Si tu abriste tu mente más allá del tabú, la religión y los prejuicios tu misión tendrás la devoción total de esa mujer, serás su liberador.  Las mujeres equilibradas desean experimentar y sentir el placer y se rendirán con aquel maestro con el cual caminen las rutas misteriosas del placer.
Te seré sincero, por más que una mujer hermosa aparente ser la más liberal del mundo, es frecuente encontrarse con lo mismo de siempre, mismas posiciones, una sexualidad más teatral que auténtica, allí es cuando tu imaginación, la experiencia acumulada y tu mano guía operarán como el maestro de la seducción y sexualidad en su vida. Hablando de maestros, da risa que alguien crea que es un maestro cuando sólo puede hacer abordajes en la calle, para el mí el verdadero maestro es como un chamán experto en la fase última, en la sexualidad femenina, es un sacerdote de la mente femenina experto en prodigios que ellas jamás han imaginado, es un rebelde experto en cuestionar las ideas existentes y abrir a las personas a otras realidades. El resto son niños jugando.
El verdadero maestro explora el amplio terreno de la imaginación sexual femenina. Te diré algo que espero sea muy incómodo: Tienes fantasías sexuales ¿verdad? ¿Cuál es tu fantasía sexual favorita? ¿Es lo suficientemente sórdida como para que no se la digas a nadie y menos no se lo contarías a tu novia o tu esposa? ¿Probablemente tienes fantasías con personas conocidas, con tus compañeras de oficina, con tus ex novias, con la vecina, con las mejores amigas de tu esposa, con sus hermanas? Lo pregunto por que sé que los límites de la mente no existen. 
Pues bien, ¿Crees que las mujeres están hechas de otra naturaleza diferente a la tuya? ¿Sigues creyendo que son seres especiales alejados de toda sensación carnal? ¿Qué pasaría si te digo que tu novia y esposa también tiene fantasías porque son seres humanos de carne y hueso? ¿Qué pasaría si por ejemplo te digo que tiene la fantasía de estar con dos afro descendientes, disfrutar de sus atributos y comprobar si es cierta su fama de estar bien dotados?  En lugar de preocuparte por ello, por que ella es tan humana como tú, explora en pareja sus fantasías, llévala a un lugar de confianza y experimentación donde los límites los pongan ustedes. Si no compartes fantasías y te sumerges en las de ellas estarás condenado a vivir la sexualidad limitada que han vivido nuestros padres ¿quieres eso?
El seductor es alguien que se ha liberado en la mente, en el cuerpo y en las emociones. Y estamos presos porque pensamos que las fantasías son algo extraño, algo pecaminoso, que si ella fantasea con su compañero de oficina es porque hay algo que falla en la relación. Tenemos la idea de sexo derivada directamente de la idea de romance de las películas Disney, donde fueron felices para siempre. En lugar de molestarte y sentir un arranque de celos entiende que la motivación detrás de su deseo y su fantasía, que quizá no lleve a cabo más allá de su mente, es la curiosidad, esa es la equivalencia compleja. Y la pregunta para ti deberá ser ¿cuánta experimentación hay en nuestra relación? ¿Cuánto asombro generan nuestros encuentros sexuales? Si llevas más de un año haciendo exactamente lo mismo en materia sexual créeme que la mente de los dos está habitada por toda clase de fantasías e infidelidades mentales.
Mientras que obtener sexo para un hombre es un reto, para una mujer es una escogencia. El poder femenino es más intenso en una mujer equilibrada. Es frecuente en grupos de hombres que están alrededor de una mujer hermosa que inconscientemente ellos cedan su poder a ella, hasta el punto que el poder detrás de bambalinas lo tiene ella (he visto decenas de casos así en las oficinas y empresas).
¿Cómo destacarás en un mundo de idiotas que no conocen su energía sexual y se rinden frente a una mujer con un pronunciado escote  y un culo prominente? Lo harás siendo consciente de tu sexualidad y manejando el arte de darle lo que quiere cuando ella no lo espera. Aunque haya cientos de libros de seducción y miles de aprendices créeme que aún la mayoría seguirá comportándose guiados por sus ojos y sus erecciones y no a partir de una sexualidad juguetona y coqueta. El verdadero experto en seducción es un hombre y es un hombre adulto, lejos del niño que se dice PUA  y no tiene ni idea de cómo volver al revés el mundo de una mujer sexualmente hablando. Allí es donde se distinguen los niños y los adolescentes de los adultos.
Es esa energía sexual fluyendo a través tuyo, a través de tu cuerpo, tus emociones y tu mente vinculadas a esa mujer donde conectas con la energía universal, te alimentas de ella y eres alimentado por esta energía universal que corre a través de los fluidos, de los gemidos y del sudor de los dos. Es allí donde tomas, como Prometeo, del fuego de los dioses, te conviertes en el principio y en el fin, en uno con la eternidad.
He descubierto que las mujeres sienten una sólida atracción hacia la energía y la mente de un hombre que tiene una sólida experiencia sexual. Nuevamente lo repito, no hablo de cuántas vaginas has penetrado, hablo de qué capacidad tienes para liberar el deseo femenino y cuán abierto eres para soportarlo y contenerlo. Algunos hombres buscan mujeres reprimidas, solo para venirse en ellas y estar tranquilos con que son tan tímidas, inseguras y conservadoras que no se antojarán de otro cuando no estén con ellos. Créeme cuando hablo de seguridad, no hablo de que te creas un discursito de autoayuda o creas en algunos niños rata pseudo maestros  de la seducción, hablo de soportar un alto voltaje en la vida, de ser un profesional en esto de vivir.”
Si quieres adquirir mi libro puedes hacerlo a través de Paypal con tu tarjeta de crédito acá o a través de transferencia por Western Union en cualquier parte del mundo, escríbeme un mail a naxxxos@gmail.com y te daré los detalles. 
¡Es el momento de vivir una vida extraordinaria!

¡Hasta la próxima!