El arte de conversar (2 de 3): Un sencillo truco para saber siempre qué decir

Publicado en Nov 9 2015 - 7:01pm por Álvaro Bonilla
Hoy continuó con mi mini serie de conversación y compartiré el segundo aparte de mi texto gratuito “Crea y multiplica tus círculos sociales en 25 días”, y en esta ocasión te compartiré una sencilla herramienta para seguir una conversación y evitar los silencios incómodos.
Seguramente te identificarás con alguno de los siguientes situaciones:
  • La pasas terrible intentando mantener una conversación.
  • Pareciera que a veces no tienes nada más que decir, como si tu mente se quedara en blanco.
  • La conversación se llena de incómodos y tensos silencios.
 Que pasaría si te dijera que la próxima vez que hables con alguien  podrás hablar de forma más fácil y fluida, de una forma en la que nunca antes lo habías hecho, y lo único que tienes que hacer es tener en cuenta un pequeño truco conversacional.
La técnica que te voy a compartir hoy se llama “hilos de conversación”. Por años he usado esta técnica  y ha ayudado a muchísimos tímidos y ansiosos sociales a seguir una conversación de una forma natural.  ¿Cómo funciona? Hay tres trucos básicos:
Paso 1: La otra persona dice algo
Paso 2: Notas los “hilos” en lo que la persona está diciendo. Este paso es realmente fácil, déjame mostrarte.
Los hilos son básicamente temas en la conversación que notas en una frase. Cada frase que alguien dice contiene una serie de hilos en ella.
Tomemos una frase de ejemplo: “Vi a Lucía en el centro comercial ayer”. Los hilos  o temas sobre los que puedes profundizar serían: Lucía, Centro comercial y ayer.
Paso 3: Escoge un tema y responde.
En el último ejemplo simplemente puedes escoger uno de los temas mencionados y decir algo sobre ellos. ¿Cómo lo podríamos hacer en el ejemplo?
  • Lucía: “Conocí a Lucía hace un tiempo, en aquel entonces tenía un problema con su abuelo ¿sabes qué pasó con ella?”
  • Centro Comercial: “Necesito ir al centro comercial, mi perro destruyó mis audífonos y necesito volver allí. Los perros pueden ser a veces un desastre (y con ello puedes pasar a hablar de los perros). ¿Te gustan las mascotas?”
  • Ayer: “¿Dónde estaba ayer yo? Ahh si, ayer estuve en cita al odontólogo”.
También puedes preguntar sobre la frase como un todo: “¿Y pudiste hablar con ella? ¿Te contó algo nuevo? ¿Qué te dijo?”
Tu reto de hoy será practicar con las personas que te encuentres y con los que construyas conversaciones.
Otro pequeño ejercicio consiste en lo siguiente:
1. Observa elementos en tu espacio
2. Piensa en comentarios o preguntas sobre esos elementos. Por ejemplo, si ves un cuadro piensa en un comentario que es simplemente un juicio de valor del mismo “qué cuadro tan genial tienes”. También puedes pensar en una pregunta relacionada “¿qué es lo que más te gusta de ese cuadro”.
Intenta volverte más observador de lo que tienes afuera, saca la atención de ver tu interior, y orientala a ver lo que te rodea. Estudiando al gran Marlon Brando aprendí que utilizaba los elementos que tenía a su alrededor para actuar y para improvisar. ¿Recuerdas la gran escena de la película El Padrino donde juguetea con un gato mientras conversa? Pues bien, esa escena fue completamente improvisada, en la producción había un gato rondando y Brando lo tomó y empezó a actuar su escena, haciéndola tremendamente poderosa. Y siempre hacía lo mismo.
Pues bien, eso me enseñó a fijarme en mi entorno, y tomar cualquier cosa como un pretexto para comentar y para preguntar, la verdad es que eso logra un triple impacto: permite mostrarte como alguien detallista, te saca de ti mismo para orientarte afuera y pone a las personas a hablar muchísimo. Si entrenas tu mente a observar, comentar y preguntar será un recurso siempre a mano para cualquier momento social y para cualquier conversación.
¡Es el momento de vivir una vida extraordinaria!
¡Hasta la próxima!
———–
Postdata: Si aún no has descargado mi ebook gratuito “Crea y multiplica tus círculos sociales en 25 días”, lo puedes hacer aquí, encontrarás varias técnicas para mejorar tus habilidades conversacionales y de creación y mantenimiento de círculos sociales.