Facebook, prosperidad, Djokovic, rasgos maquiavélicos, sexo y preguntas incómodas: Hay algo + que seducción en internet (57)

Publicado en Feb 6 2016 - 2:17pm por Álvaro Bonilla
Nuevo fin de semana y regresamos con nuestra sección de lecturas recomendadas para ver qué ocurre más allá de nuestros límites. Empecemos:
1. Facebook tiene un mecanismo adictivo para mantener a las personas pegadas, el movimiento de bajar constantemente es un mecanismo hipnótico, de hecho, debo confesar que cuando tengo problemas de sueño suelo abrir Facebook en mi teléfono y bajar y bajar rápidamente a través de mi timeline, no pasan 5 minutos antes de que caiga dormido. Acá nos cuentan algunos detalles de la mecánica que tiene a las personas pegados a las redes sociales.
2. ¿Qué elegirías entre prosperidad y calidad de vida? Pareciera que deberían ir unidas, pero no siempre es así, aquí puedes leer por qué en últimas el tema es de por qué aplazamos ir detrás de verdaderas cosas que nos den bienestar.

De paso te recomiendo ver este corto video relacionado con el tema y que se llama “la paradoja del imbécil”

3. Este artículo nos muestra un perfil del tenista No. 1 del mundo Novak Djokovic, y nos ilustra cómo pasó de tener un problema metabólico que no le dejaba ganar partidos a haber mejorado su técnica y estar en su mejor memento. Habla de elementos importantes para el triunfo y el marco mental, además que nos comparte sus hábitos ganadores.
Es interesante ver su enfoque y motivación aún a corta edad:

4. Por qué pareciera que en los negocios para triunfar es necesario tener rasgos maquiavélicos y ser algo así como un cabrón, lo ves aquí.
5. Narcisismo y necesidad de trasgresión parecieran ser las normas de las prácticas sexuales de las personas poderosas, en los altos niveles pareciera haber ciertas prácticas y costumbres bastante particulares. Acá puedes ver algo de ello.
6. En los clásicos del blog hoy quiero recordar un post en el que escribía sobre qué hacer con preguntas incómodas de las mujeres, lo lees aquí.
¡Feliz fin de semana!
¡Es el momento de vivir una vida extraordinaria!
¡Hasta la próxima!