Consultorio: ¿Qué hacer si desconfío de mi pareja?

Publicado en Jun 10 2020 - 9:57pm por Álvaro Bonilla

consultorio-que-hacer-si-desconfio-de-mi-pareja

Hace rato no publico consultas. Hoy vamos con una.

“Apreciado Naxos, tengo una novia, es muy atractiva, pero no puedo lidiar con el hecho de que publica fotos en Instagram, le gustan mucho las selfies, y recibe cientos de comentarios. No he podido evitar revisar su teléfono y muchos hombres les escriben de todo por mensajes privados. La he confrontado pero ella me dice que confíe en ella, que nunca les responde. Pero veo que ella les suele poner like a muchos de esos comentarios. No se si me sea infiel, eso no me deja dormir y no puedo detenerme en revisar su cuenta a escondidas. No sé qué hacer.”

La confianza en las relaciones tiene varias vertientes, sin embargo, muchas personas quedan aprisionadas al no saber discernir dos caras de la confianza:

La primera tiene que ver con la capacidad propia de confiar.

Muchos han sido heridos en relaciones, han sufrido la infidelidad o sus parejas son tan ambiguas que envían mensajes mixtos, a veces de interés y reciprocidad y otras veces de desdén e ingratitud. Esto lesiona la capacidad de confiar y esta herida se traslada a las relaciones sucesivas y la persona herida se vuelve paranoica, obsesiva, y la alternativa es ejercer un control férreo sobre su nueva pareja, empieza a prohibir. Por desgracia muchas veces desquitándose con personas de buena fe que tienen que pagar consecuencias desconocidas por lesiones ajenas.

Otra situación aparece cuando no encontramos con personas desconfiables, es decir, personas cuya conducta es ambigua, confusa, y que son lo que llamo “buscadoras de aprobación”. Son personas que requieren estarse exhibiendo y coqueteando continuamente, sobre todo en redes sociales. Esto siembra la desconfianza. Las personas buscadoras de aprobación suelen ser personas con una herida emocional pero que se expresa en la necesidad de validación, usualmente sexual.

En ambos casos las personas se someten a una tortura en sus relaciones: en unas porque son incapaces de confiar en alguien confiable y en otras porque quisieran confiar en alguien desconfiable.

Y es una tortura porque cuando hay involucrados sentimientos no es tan sencillo tomar decisiones, bueno, debería serlo, pero no lo es. Más cuando no atendemos a nuestro centro sino que estamos gravitando alrededor de la otra persona. Y justamente la herida de la desconfianza crea obsesión, porque nos descentra, nos hace pensar en la otra persona de forma desproporcionada, nuestra mente es arrebatada por fantasías, de infidelidad, de traición, de confrontaciones.

Nuestra mente ya no nos acompaña. La mente se va detrás de la persona querida.

¿Cómo recuperamos nuestra mente y nuestro centro?

Haciéndonos dos preguntas francas y honestas:

  1. ¿Puedo confiar? Soy capaz de confiar en alguien o usualmente estoy pensando en que seré traicionado y que en mis relaciones me verán “la cara de idiota”.
  2. ¿La persona con la que estoy es confiable? Esto es, ¿sus palabras y hechos son coherentes? ¿Es una persona de comportamiento coherente? ¿Tiene valores cimentados? ¿Tiene tendencias a buscar aprobación a su parte física?

Si descubres que no puedes confiar es preciso que trabajes en tu herida, y no hay otra forma recomendada que la vía terapéutica. Necesitas establecer un espacio de confianza con un experto para poder abrir tu vida de relaciones y tus emociones y descubrir la herida emocional de desconfianza.

Es frecuente que incluso esa herida de desconfianza no venga de una relación de pareja, sino porque tus padres no fueron confiables, traicionaban tu confianza, no respetaban sus promesas, te manipulaban o sobornaban y a cambio de amor te daban cosas. Si la figura que hizo esto fue tu madre tu relación con las mujeres se basará en la secreta sospecha.

Si descubres que la persona con la que estás no es confiable allí no hay vuelta de hoja, es preciso que saques la espada y cortes por lo sano.

Es preciso que decidas. Si la persona con la que estás es ambigua, contradictoria y no es recíproca es preciso que te honres a ti mismo y no propicies la creación de una herida por traición.

¿Sabes cuál es el asunto profundo con el tema de la confianza?

Que el que desconfia del otro es incapaz de confiar en tu propio criterio.

Y por ello no puedes tomar una decisión radical.

Por ello desconfías de tu percepción y no sabes si estás en lo correcto o eres un paranoico.

Necesitas desarrollar tu brújula interior, necesitas al mago interior. Y de eso habla mi nuevo ebook La Masculinidad Sagrada, a la venta aquí.

¡Es el momento de vivir una vida extraordinaria!

¡Hasta la próxima!