¿Hubo infidelidad a Will Smith? Qué podemos aprender de una relación improbable

Publicado en Jul 12 2020 - 2:32pm por Álvaro Bonilla

hubo-infidelidad-a-will-smith-que-podemos-aprender-de-una-relacion-improbable

Esta semana surgió una polémica interesante a raíz de un video de Will Smith, en dicho video él junto a su esposa conversan sobre un período particular de su vida en el cual ella tuvo una relación extramatrimonial con un amigo de la familia.

De acuerdo con el contexto que ellos mismos dan, la relación había terminado, habían decidido separarse y ella en este tiempo tuvo la relación. Luego la pareja decidió volver y superar la relación extramatrimonial que tuvo ella. Voy a pretender que el relato es verdadero, suelo dudar de las historias de celebridades, porque usualmente sus intereses al compartir su vida privada suelen ser promocionales y sus relaciones suelen estar basadas en contratos publicitarios. Creo que la relación de Will Smith no es una excepción. Pero vamos a buscar aprender de una relación semejante.

En redes e influenciadores del tema de relaciones y seducción he visto muchas reacciones que califico como desaforadas, dramáticas y bastante inmaduras. La discusión no puede ser entre machos alfa o machos beta, los términos deben ser entre personas adultas y maduras o personas inmaduras.

Muchos han reaccionado de una forma inmadura, usualmente con drama, con generalizaciones, con pensamientos absurdos de coartar la libertad de sus parejas, con sentencias sobre la incapacidad de confiar en una mujer, con victimismo y partidismo. Es más, muchos están entrando en un dualismo simplificador: Jada Smith es una porquería y Will Smith es un macho beta.

Apreciados lectoras, las relaciones de pareja son mucho más complejas y los seres humanos somos muchísimo más complejos que simplemente decir que alguien es “alfa” o “beta”.  Las preguntas que nos deben emerger a partir de una situación semejante son:

  • ¿Cómo se construye una relación adulta?
  • ¿Cuáles son las expectativas de una relación?
  • ¿Qué propicia la infidelidad?

Y sobre todo, en lugar de tener que irnos a las trincheras de la desconfianza, del resentimiento ¿Qué puedo aprender de una situación semejante? Y acá les ofreceré algunos puntos para la lectura de una situación así y, sobre todo, de las dinámicas de las relaciones reales, de carne y hueso:

  1. No busque ponerse a salvo de sus propias inseguridades y heridas afectivas coartando la libertad de su pareja: Si usted no es capaz de confiar en su pareja, en lo más mínimo, mejor no tenga pareja: leí a muchos con el cuento de que tu pareja simplemente no puede tener amigos hombres porque entonces eso implica que está en peligro de serte infiel. Y esa lógica no se sostiene en lo absoluto: una relación de pareja jamás debe implicar renunciar a su libertad responsable, y recalco la palabra responsable, porque ello implica que puedas ver qué tan responsable ves que es tu pareja.
  1. Es importante que observes la calidad de las amistades que tiene tu pareja: Si tu pareja está rodeada de personas promiscuas o personas inmaduras es muy probable que su estilo emocional también sea inmaduro y que no sea la clase de persona que pueda ofrecerte exclusividad. La calidad de tus amistades es un capital que tu aportas a la relación, por esto mismo, es importante que tu observes la clase de relaciones y amistades que tiene tu pareja, y para ello es importante que agudices el olfato, apreciado lector, y que actúes con prudencia, vieja virtud de la que poco se habla hoy día y que es realmente muy importante para tomar mejores decisiones. Así que el tema no va a de prohibir, el tema va de escoger mejores personas con una oferta sólida.
  1. La solución no es hiper vigilar a tu pareja: La gente que hiper vigila a sus parejas ignora que ni siquiera ello les cubre de posibles engaños. Ese no es un escenario viable si usted quiere tener una relación saludable. Lo viable es escoger mejor a sus parejas y gestionar su capacidad de confiar, o mejor quédese solo. No puedes reemplazar la confianza con hiper vigilancia, porque eso implicaría que aceptas convertirte en un obsesivo y en un celoso para conservar a alguien de la cual tienes permanentes sospechas.

Si necesitas profundizar en el tema de la confianza te recomiendo este post.

  1. La confianza en una relación tiene varias caras:
  • Qué tanto confía usted en usted mismo.
  • Qué tanto puede llegar a confiar en la libertad de su pareja.
  • Qué tan confiable es la persona que usted escoge.
  • Qué tanto confían en usted

Las 4 permiten una relación sana. Y tienes que trabajar para tener una sana relación contigo mismo, basada en la capacidad de confiar en ti, si no puedes no ofrezcas una relación exclusiva. La relación sana contigo mismo te permite poder exigir la mejor relación posible.

  1. Cualquiera puede ser infiel y a cualquiera le pueden ser infiel: Es la condición humana la posibilidad de ser infiel, entre otras debilidades. Es más fácil ser infiel que ser fiel. Ser fiel implica una estabilidad emocional y un dominio de la voluntad. Entiende, no todos lo pueden ofrecer. Y bajo las situaciones dadas TODOS podemos caer. Una persona en relación debe ser prudente y no sobre estimar sus fuerzas. Abra su confianza conforme observa reciprocidad e iniciativa en la otra persona, cultive relaciones prudentes. Si deseas profundizar en el tema de la infidelidad te recomiendo este post y este y este y este y este
  1. Tras la terminación de una relación de pareja, las relaciones posteriores a dicha terminación no son una infidelidad. Esto es clave. Personalmente recomiendo que una relación de pareja no debe abrir espacio a “darse un tiempo”, y que en cambio de ello deben terminar o seguir, pero el darse un tiempo usualmente opera en contra del más enamorado y del más comprometido en la pareja. Terminar la relación les concede a ambos la libertad de rehacer su vida. Y aunque te suene triste la otra persona puede rehacer su vida desde el día uno. Y no me vengas con el drama de que entonces no te quiso porque te cambió en el día uno o muy rápido, porque el problema es que lo hizo antes que tú, entonces acepta que lo te enoja es que ha podido avanzar sin ti mientras tú aún estás pegado. Es decir, acepta la responsabilidad de que tienes que trabajar en ti mismo no en odiar a la otra persona y su proceso. Entiendo que no es fácil desprenderse, pero es lo que hay que hacer.
  1. Si usted regresa a una relación previa tiene que aceptar lo que haya sucedido en ese periodo: Si después de terminar una relación decides volver tienes que aceptar las relaciones que pudo haber existido en el espacio de tiempo en que ustedes ya no estaban juntos. Si no puedes aceptar esto no deberías continuar, no deberías culpar, recriminar, comparar o decir cosas como “¿cómo pudiste?” Si no puedes con eso no deberías regresar. Ahora bien, si tu tuviste la relación no aceptes que te introduzcan culpa o te manipulen emocionalmente por ello, y no, no deberías pedir perdón por lo que pasó tras haber terminado una relación.
  1. Las relaciones de pareja basadas en compromiso tienen muchísimas complejidades: y situaciones muy particulares, sus ritmos son muy diferentes, sus acercamientos, distanciamientos. Si usted maneja eso como un adulto le va a ir mejor que si lo maneja con drama infantil. La vida real nos dice esto: las relaciones en los libros son más fáciles que en la realidad, puesto que pasan muchas cosas y no siempre están juntos, no siempre están de la mejor forma, no quieren sexo todo el tiempo, y así. Conforme avances en una relación seria vas a tener momentos de mucha intensidad y momentos de baja intensidad y un momento de baja intensidad no justifica una infidelidad, ambos deben trabajar por la relación e invitar a un tercero, a través de una infidelidad, no es una idea.
  1. Una capacidad importante es la apertura a hablar con la cruda verdad y escuchar la cruda verdad: Las relaciones basadas en transparencia, confianza y cruda verdad tienen una alta tasa de durabilidad. Para eso se necesita dos adultos a cargo, si eres un niño, o un adolescente y no has trabajado tu masculinidad vas a sufrir mucho porque tu visión de la vida será idealista y frágil y ello hará que decidas huir antes de enfrentar la realidad.
  1. Mientras estás en una relación te puede gustar y atraer alguien más, pero ello no justifica una infidelidad: Esto es clave, como mencioné antes, las relaciones son complejas y muy difíciles de simplificar. En relaciones largas puede que alguno de sus integrantes se sienta atraído y confundido hacia un tercero, es más, en una relación basada en libertad y confianza es prudente que ello se ponga sobre la mesa. Y no tienes que entrar en locura, ni histeria, ni drama, porque hablas de la naturaleza humana. Una pareja adulta logra enfocarse en la relación y en ejercitar la voluntad para no dar ocasión a una infidelidad. Si ello ocurre puedes saber que estás con un ser humano adulto y prudente y esa es una combinación óptima para una relación. No puedes un hipócrita cuando sabemos que todos tenemos la naturaleza humana y que la atracción no se escoje pero lo que si se escoje es ser fiel.
  1. ¿Qué es la confianza en una pareja?: Poder hablar con la cruda verdad y poder escuchar la cruda verdad. Sin miedo al drama o perderlo todo. Dos personas adultas pueden sobrevivir a cualquier tormenta si tienen esa clase de confianza. La confianza y la verdad pueden ser dolorosas, y es tu decisión saber si la aceptas o no y si sigues en una relación o no. La idea es no ser un martir de una relación o de los errores de tu pareja.
  1. Si usted comunica fragilidad emocional, miedo y tendencia al drama le van a mentir y ocultar muchísimo más de lo usual. No sean frágiles hombres. Para ello escribí “Masculinidad Sagrada”. Un hombre habla con la verdad y mira de cara al sol, que es la verdad. Es su pilar fundamental y busca construir una relación consigo mismo y con las personas basadas en la verdad. Una relación basada en mentiras se construye porque sus integrantes se mienten a sí mismos y se mienten entre sí.
  1. ¿Cómo reaccionan usted y su pareja a las vicisitudes de la vida en general y de la relación en particular? Encuentro dos opciones muy frecuentes con drama o con sensatez. Pregúnteselo.
  1. En una relación debería haber amor mutuo a la verdad y a la libertad. Busque esa clase de estatura moral en usted y en su pareja. ¿De qué te sirve una mujer absolutamente hermosa si es absolutamente mentirosa? Además de lo mucho que le atraiga en lo físico su pareja pregúntese por los valores y principios que tiene y por la búsqueda de la virtud en sus comportamientos. Tener una pareja exitosa requiere tener variables claras para observar. Tienes que tener la brújula para saber qué quieres y qué no es lo que quieres.
  1. Una relación de pareja comprometida exige renuncias: Por ejemplo, a estar con otras personas, esos compromisos no deben surgir de la imposición sino de la voluntad libre que se entrega al otro. Todo con libertad es mejor. A mayor control mayor desconfianza, y volvemos a los puntos anteriores ¿Qué tanto confías en tu pareja? No es ser ingenuo, tampoco es ser un policia.
  1. La vida real de las parejas comprometidas es una montaña rusa: de muchos años es ir y venir en muchas cosas y una lucha para honrar los compromisos de fidelidad, y la vida real humana es cometer errores. Tu decides y juzgas, un acto de la masculinidad, si continúas en una relación y cuál es tu nivel de aguante y qué errores soportas y cuáles no. Repito: no debes ser un martir.

Ahora bien, sobre el caso puntual de Will Smith, lo que creo:

  • No es una relación típica, es una relación atípica, seguramente muy liberal.
  • Will Smith no se enteró de la situación en el video, seguramente fue un tema que se trató en su reconciliación o su regreso.
  • No me suenan creíbles las historias de Hollywood, creo que muchos de sus supuestos matrimonios estables son tapaderas de otras clases de preferencias y conductas, creo que la de Smith no es una excepción a ello.
  • En teoría es un tratamiento maduro de la relación asumir la posibilidad de regresar a una relación aceptando lo que ocurrió en el intermedio tras la separación.
  • Las relaciones de las celebridades no son modelos de relación para nadie, las celebridades no son modelos de nada. No entiendo cómo la gente aplica las situaciones de ficción que nos relatan a sus propias expectativas de relaciones e infidelidades, lo considero un pensamiento muy ingenuo.
  • No hubo infidelidad, según lo describo en los puntos precedentes

He recibido excelentes comentarios de los lectores de mi nuevo ebook “La masculinidad Sagrada”. Ha sido un libro en el cual he dedicado 2 años a escribir y que compendia más de una década de mi trabajo como psicólogo y coach trabajando con hombres y escuchando sus dolores. Es un libro que cambia vidas, lo compras aquí.

¡Es el momento de vivir una vida extraordinaria!

¡Hasta la próxima!

Posdata 1: Nos encontramos en el grupo de Telegram, lo encuentras aquí.

Posdata 2: También me encuentras en Instagram, lo ves aquí.